Empresas, gobiernos y ONG, las tres patas de la transformación sostenible

Murray (Sistema B), Morales Gorleri (Ministerio de Salud), Carla Quiroga (LA NACION), Bombarolo (asesor) y García Moritán (GDFE)
Murray (Sistema B), Morales Gorleri (Ministerio de Salud), Carla Quiroga (LA NACION), Bombarolo (asesor) y García Moritán (GDFE) Crédito: Fabián Malavolta
Realizar acciones y medir su impacto son claves para entender cómo cada actor social está inserto en un ecosistema más grande
(0)
28 de noviembre de 2018  

Tener en cuenta el impacto del negocio y, al mismo tiempo, resolver las necesidades que plantea en el día a día la coyuntura argentina. Este es uno de los principales desafíos que representa la aplicación de la sustentabilidad en los objetivos de empresas y organizaciones locales.

Carla Quiroga, periodista de LA NACION, fue la encargada de moderar un panel en el que se plantearon oportunidades, desafíos y soluciones para priorizar las medidas de triple impacto. Participaron Félix Bombarolo, asesor en planificación estratégica y responsabilidad social empresaria; Javier García Moritán, director ejecutivo del Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE); Francisco Murray, director ejecutivo de Sistema B; y Victoria Morales Gorleri, directora nacional de RSE para el Desarrollo Sostenible en el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

La funcionaria, que trabajó durante diez años en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y fue legisladora porteña durante otros ocho, destacó el trabajo que se está haciendo desde el ministerio y subrayó que "la sustentabilidad aparece como una oportunidad para instituciones que deben entender que puede ser una excelente herramienta de negocio".

Murray, complementó el concepto de Morales Gorleri y agregó que "ser sustentable es algo innovador". Siguió: "La clave es entender que hablamos del negocio". Sistema B es una organización que promueve una nueva economía a partir de la certificación de empresas que trabajan con una visión de triple impacto (financiero, social y ambiental). "Este tipo de compañías empezaron a ser un faro para las demás. Se está dando un fenómeno de convergencia de empresas tradicionales", explicó. "Es fundamental poner el foco en compartir y en convencer. Es importante mostrar que el triple impacto es una oportunidad que permite encontrar soluciones desde el negocio", continuó.

Para esto, la organización de trabajo y la redefinición de las prioridades dentro de las empresas es fundamental. Bombarolo, consultor que trabajó en el desarrollo e implementación de estrategias de sustentabilidad, explicó que la planificación suele ser una de las claves que se deben tener en cuenta a la hora de implementar una agenda realista.

El consultor, quien asesoró a compañías como Shell, Techint, Massalin Particulares, Andreani y AUSA, recomendó poner en el centro de la escena al trabajo social y trabajar directamente con los directores del negocio. Detalló que la tarea más importante que las empresas deben llevar adelante es la cultural. "Necesitamos cambiar las formas de ver y hacer el mundo. Estas personas tienen que trabajar codo a codo con el board y ese es el paso que viene", describió. Para Bombarolo, la premisa previa es dejar de tomar como excusa la coyuntura. "Estamos acostumbrados a ver a la Argentina navegar en mares turbulentos; eso no es una excusa para no trabajar con un criterio de sustentabilidad", sostuvo.

En este camino, García Moritán indicó que el principal desafío del sector privado es entender cómo, desde la microeconomía, se puede escalar con modelos de transformación sostenible que perduren en el largo plazo. Aclaró que el impacto inminente de la sustentabilidad en el corazón del negocio no implica que las fundaciones de las propias empresas deban modificar su rol.

"Las fundaciones tienen la misión de asumir causas que ni el Estado ni el mercado pueden atender", definió. El trabajo de GDFE consiste en llamar a las instituciones a contribuir al bien común y pensarse como actores de cambio. "Es cierto que las empresas en tanto y en cuanto logran incorporar la mirada sustentable en sus productos y servicios contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas y es importante que cada una encuentre su propósito", reforzó García Moritán.

Para que esto sea posible, Bombarolo habló de tres puntos que toda compañía debe llevar a cabo. Primero, es fundamental que las empresas tengan herramientas concretas para medir sus acciones y ver si están yendo para el lugar que quieren ir. "Tienen que utilizar las mismas herramientas que usan en otros ambientes de negocio para verificar la sustentabilidad", comentó. En segundo lugar, habló de la importancia de "suturar", es decir, eliminar las grietas que se producen entre directores, gerentes y con otras organizaciones. Como tercer y último paso, Bombarolo mencionó la importancia de "salir del modelo vertical", que implica abrirse como empresa y participar de acciones fuera de la compañía.

Morales Gorleri insistió en esto y llamó a las empresas a ser más sustentables y a pensar en el impacto que sus acciones pueden tener en la Argentina. "Tenemos un país con más de 27% de pobreza, y la mitad son niños y jóvenes. No podemos pensar que puede haber proyectos del sector empresario exitosos si hay una Argentina que sufre tanto", dijo, y agregó: "Hay que entender que todos somos responsables de revertir esta situación y, para eso, podemos trabajar asociativamente. El gran desafío y el nuevo paradigma que tenemos que poder asumir es el de trabajar más diversificadamente y juntos, y entender la riqueza de la complementariedad", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.