Al paladar criollo no le gusta del arroz

Por cada plato del cereal que se sirve en el país se comen nueve, en promedio, en el mundo
Por cada plato del cereal que se sirve en el país se comen nueve, en promedio, en el mundo
Diego Cabot
(0)
26 de julio de 2015  

Pese a la enorme colectividad oriental que vive en la Argentina, el arroz aún no despierta pasiones en el país. Según datos de la Cámara de Industriales Arroceros de Entre Ríos, principal zona de ese cultivo, el consumo per cápita de arroz es de 6,5 kilogramos por año.

Sólo la comparación internacional da cuenta de la distancia de los paladares. Según los últimos registros de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), el consumo mundial de arroz llega a 57,4 kilogramos por persona por año, mientras que el principal consumidor del mundo es Brunei, con 244,9 kilogramos por año.

En la Argentina, el 35% de la producción es para consumo interno, en donde las empresas de renombre más conocidas son Molinos, con la marca Gallo, y Adecoagro, arroz Ala.

Sin embargo, pese a una demanda muy inferior a la mundial, los problemas del sector tienen que ver con la pérdida de competitividad del sector. Entre los referentes de las principales industrias arroceras proyectan una caída de 11% –alrededor de 25.660 hectáreas– del área arrocera total para la campaña 2015/16. Si eso sucediera, la superficie sembrada sería la menor desde la campaña 2008/09.

La siembra se concentra en un puñado de provincias. Entre Ríos se lleva 62% de la superficie total, seguida por Corrientes con 21%. Los primeros lugares los completa Santa Fe y Chaco.

Según datos del sitio especializado Ruta de Arroz, para la producción agropecuaria de este grano, en todo su proceso, se emplea en promedio una persona por hectárea: en la Argentina se sembraron 230.655 en 2014.

El principal comprador de arroz argentino es Cuba, que se lleva 60,6% del total cosechado. Le siguen Chile (14%), Brasil (11,2%) y Estados Unidos (1,5 por ciento).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.