Alerta por una aceleración de la inflación

Los precios subieron en noviembre un 2,4%, impulsados por los alimentos; denuncian que, para anticiparse al congelamiento, muchas empresas se apuraron a remarcar
Alfredo Sainz
(0)
13 de diciembre de 2013  

"Volvé Moreno, te perdonamos." Un poco en broma y un poco en serio, en la última semana, el director de una cadena de supermercados repetía la frase para dar cuenta de la multiplicación de aumentos de precios que se produjo desde el anuncio de la salida de Guillermo Moreno de la Secretaría de Comercio Interior.

La sensación de que tras la renuncia del funcionario y su reemplazo por Augusto Costa se produjo una virtual liberación de los precios también quedó reflejada en el índice de inflación del Congreso, que cerró noviembre con una suba de 2,4%, en lo que constituye el mayor incremento para este mes desde la hiperinflación de Carlos Menem en 1990.

El índice del Congreso se elabora a partir de las mediciones hechas por las consultoras privadas, que en la mayoría de los casos empezaron a medir la inflación tras la intervención del Indec por parte, precisamente, de Guillermo Moreno. Según este indicador, la suba acumulada en el costo de vida para los primeros once meses llegó a 26,8%, y todo indica que en diciembre los precios pegarán otro salto.

"En noviembre los precios de los alimentos subieron un 4% y explican el 54% de la variación del índice. Durante los últimos meses los precios de los alimentos han estado experimentando alzas por encima de los demás rubros. Las variaciones recientes han sido 2,7% en junio; 3,3% en julio; 3,9% en agosto; 2% en septiembre y 5,3% durante octubre", destacó Jorge Todesca, director de la consultora Finsoport, que proyecta para el último mes del año una suba de al menos un 2,2 por ciento.

Carrera contra el congelado

El temor a una aceleración de la inflación en diciembre se sustenta en algunos datos concretos. "El Gobierno anunció que recién en dos semanas entrará en vigor la nueva canasta de productos congelados, y, como era de esperar, todas las empresas se están adelantando al congelamiento retocando sus precios, algo que a Moreno no se le hubiera pasado", explicó un empresario de los que tenían contacto habitual con el ex secretario de Comercio.

Entre los analistas privados la preocupación es doble, porque no pierden de vista que la fuerte suba se registró en un mes "tranquilo", como noviembre. "Noviembre es tradicionalmente un mes muy tranquilo porque no tiene el impacto de los aumentos por factores estacionales, pero este año vino especialmente caliente no sólo por las subas en los alimentos, sino también por otros rubros, como combustibles, taxis y subtes", señaló el economista Camilo Tiscornia.

El economista y actual diputado de Pro Federico Sturzenegger no dudó en atribuir la aceleración de los precios a la política monetaria oficial. "El Gobierno usa la emisión [de dinero] como recaudación", y explicó que a través de esta vía llega a "recaudar 70.000 millones de pesos", lo que según explicó "equivale a 6 puntos" de lo que le ingresa al Estado en concepto de IVA.

En tanto, su colega Francisco Gismondi alertó que la aceleración de la inflación se está dando en un momento en que el Banco Central aflojó el ritmo de emisión de circulante. "La oferta de dinero aumentó al 25 y al inflación ya está arriba del 30%, lo que da cuenta de una caída de la demanda de dinero, que es otro dato preocupante", señaló el economista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.