Alfredo Bel, arrocero de Entre Ríos

(0)
6 de diciembre de 2009  • 01:36

PARANA.– En la provincia rodeada y atravesada por ríos, la sequía suele azotar. Al punto que puede sufrirse una fuerte inundación en sus márgenes y los efectos de una tardía sequía entre sus lomadas.Hacia principio de la década de 1990 la producción trató de poner algo de previsibilidad hídrica y se construyeron represas para hacer viable los cultivos. Existen unas ochenta represas que se nutren del agua de superficie, diseminados en los departamentos de Villaguay, Federal, Feliciano y La Paz. Entre todas garantizaban una acumulación de unas 500 hectáreas de agua: una especie de oasis para los arroceros y un futuro promisorio para los acuicultores que idearon sembrar en esas aguas las especies de peces que comienzan a escasear en los ríos naturales. Sin embargo, las condiciones climáticas hicieron una mala jugada. Hoy las represas tienen menos aguas de la que sirven para el arroz y la cría de peces se verá demorada un tiempo más si las lluvias son tan irregulares y los ríos tan inestables. "La sequía obligó a frenar la producción de arroz prevista. De las 18 mil hectáreas sólo se producirá la mitad. El resto se utilizó para otros cultivos, como la soja por ejemplo, que necesita menos agua", dijo a LA NACION el productor agropecuario Alfredo Bel.

Precisó además que la falta de agua demora la inversión de los piscicultores. "El consumo de pescado crece en todo el mundo menos acá. Vemos que en el futuro la proteína más buscada será la que aporte el pescado. Chile exporta mucho pescado. En Entre Ríos estaba previsto hacer crecer la actividad en las represas, pero las sequías están jugando en contra", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.