Alimentos. Advierten que la falta de clearing bancario podría impactar en el abastecimiento

La demanda se disparó en las últimas semanas
La demanda se disparó en las últimas semanas Crédito: NYT
Alfredo Sainz
María Julieta Rumi
(0)
22 de marzo de 2020  • 17:39

En medio de la incertidumbre que viven los supermercados y los fabricantes de productos de consumo masivo ya se avista un nuevo frente de tormenta. Las empresas del rubro alertan que la suspensión del clearing bancario y del descuento de cheques podría provocar problemas en sus operaciones y dificultar el normal abastecimiento de alimentos y otros productos básicos.

En el sector destacan que el panorama es especialmente complicado para las empresas más chicas que no cuentan con espaldas financieras para seguir funcionando normalmente hasta el 1° de abril, que en teoría es cuando vence el plazo en el que regirá esta restricción en la operatoria de los bancos.

"Si se mantiene esta situación de que no funcionan el clearing y el descuento de cheques, la situación se va a complicar mucho, especialmente para las pymes que no tienen las espaldas financieras para aguantar ", advirtió Mariano Castagnaro, gerente general de la fábrica de empanadas y pizzas El Noble.

"La situación está complicada, y si no se hace algo el sistema va a dejar de funcionar, porque así como estamos no llegamos al 1° de abril", coincide Ignacio Noel, presidente de la alimentaria Morixe. "En nuestro caso, el trigo que compramos lo tenemos que pagar con transferencias directas al productor. El problema es que esas transferencias las cubrimos con los cheques que vamos recibiendo de los supermercados y el resto de nuestros clientes. Y hoy esa operatoria está paralizada, con lo cual nos vamos a ver en dificultades para cubrir los pagos", agrega Noel.

En concreto, los empresarios del sector de consumo masivo sostienen que para asegurar sus operaciones -que incluyen la compra de insumos fundamentales- los bancos deben ampliar su rango de operaciones. "Es entendible que los bancos no atiendan al público, pero el sistema productivo a nivel local no funciona si no se retoma la operatoria del clearing y el descuento de cheques", sostiene Noel.

"En este contexto, todos estamos un poco desorientados y sin saber muy bien qué hacer, pero lo importante es tomar medidas de cirujano y no de leñador, porque si no el riesgo de paralizar toda la economía es muy grande" , explican en El Noble.

Los empresarios pymes alertan que la amenaza que pende sobre la cadena de pagos es muy parecida a la que se vivió en plena crisis de 2001/2. "El viernes fui a retirar un cheque de un supermercado y me encontré con la oficina cerrada. Si esto se mantiene en los próximos días, lo que va a pasar es que no voy a poder afrontar el pago de las quincenas y tampoco la compra de insumos", alertó un empresario pyme.

Problema generalizado

Socio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el empresario pyme de la industria ferroviaria Pedro Cascales explicó que el problema con los cheques es que si se llegan a poder debitar quizá las empresas no los pueden cubrir. " En el caso de mi empresa, yo trabajo con compañías que pagan en el día del vencimiento y no van a pagar . Es decir que, si se debitan los cheques, a mí no me entra el dinero y así sucede en infinidad de rubros como peluquerías, comercios, etc.", afirmó.

Y comparó la situación con lo que pasa en las agencias de turismo. "Les dicen que tienen que devolver las reservas a los clientes, pero ese dinero la agencia se lo da a las compañías de aviación, servicios terrestres, etc. Entonces, ¿cómo hacés para devolver el dinero cuando ya les pagaste a la aerolínea y a los servicios terrestres? No tienen cómo devolver el dinero, es imposible", agregó.

La imposibilidad de cobrar cheques también complica el normal funcionamiento de las estaciones de servicio, que tienen una doble tenaza. Según contaron a LA NACION referentes del sector, el 85% de las estaciones no pertenecen a las petroleras sino a sociedades que tienen que pagar en 48 horas el combustible recibido, depositando cheques o realizando transferencias bancarias a las cuentas recaudadoras de las petroleras. Y la mayor parte de la facturación es en efectivo, que no pueden depositar para tener el dinero en sus cuentas y poder hacer las transferencias.

En este sentido, directivos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) y de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra) contaron que hay negociaciones en curso con los bancos para que habiliten algunas sucursales en que las que los estacioneros puedan depositar el efectivo.

Todas las refinerías tienen cuenta en el Banco Nación, lo que, dicen los estacioneros, descomprimiría la situación, aunque resta ver qué harán otros bancos privados como el Galicia, Macro, Santander, Francés, Credicoop, ICBC y Supervielle, donde las refinerías también tienen cuentas.

Fuentes del Banco Nación ratificaron que no va haber clearing hasta después del 31 de marzo por disposición del Banco Central (BCRA), de modo que con cheques no se va a poder operar. Pero adelantaron que se dispuso que, a partir del jueves, va a haber algunas sucursales en funcionamiento para que los estacioneros (y seguramente algunos otros sectores de alto manejo de efectivo) puedan ir a depositar la recaudación en efectivo y cubrir los pagos por transferencias.

Más allá de esto, tanto Cecha como Fecra señalaron que la venta de combustibles bajó un 70% por el aislamiento generalizado, lo cual es positivo dado el contexto, ya que quieren que la gente "cargue lo menos posible y se quede en la casa", expresó un directivo del sector.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.