Alquileres. Las empresas que dan garantía no propietaria alertan por el crecimiento de la incobrabilidad