América del Sur reclama el fin de los subsidios agrícolas

Los países de la región exigieron la liberación mundial del comercio para beneficiar a las naciones emergentes
(0)
25 de abril de 2004  • 17:45

WASHINGTON.- El grupo de países sudamericanos ante el comité de Desarrollo del Fondo Monetario (FMI) y el Banco Mundial (BM) pidió hoy una rápida conclusión de las negociaciones por la liberalización mundial del comercio, lo que -sostiene- significará un fuerte impulso para la concreción de las metas del Milenio, en especial en el frente de la pobreza.

La posición de la Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay fue presentada durante las labores de hoy del comité, con las cuales se cerró la reunión de primavera que el FMI y el Banco Mundial celebraron este fin de semana en Washington.

Durante la misma sesión del comité, y en sintonía con el tono optimista del encuentro de primavera, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, dijo que la reunión tuvo lugar "en un momento de grandes oportunidades para la comunidad global".

"Estamos presenciando una mejoría del crecimiento y de la estabilidad", agregó Snow, reiterando las posiciones expresadas por su gobierno, por el grupo de los países más ricos del mundo (G7) y el FMI durante la reunión.

Como las sesiones del comité conjunto de desarrollo se refieren a la manera en que se deben administrar las ayudas y asistencias a los países en desarrollo, los sudamericanos aprovecharon para recordar uno de sus reclamos prioritarios, el del acceso a los mercados internos de los países ricos.

Un resultado de "sustancial liberalización" que pudiera surgir de la conclusión de la ronda de Doha y que incluya el sector agrícola, dijo en nombre de los países sudamericanos el ministro de Desarrollo Económico de Bolivia, Horst Grebe, podría "traer ganancias dinámicas en ingresos por hasta 500 millones de dólares por año hacia 2015", fecha para la cual la comunidad internacional quiere ver cumplidas las metas del milenio.

Un avance semejante, agregó Grebe, "podría sacar a unas 140 millones de personas fuera de la pobreza".

"Acelerar el proceso"

El reclamo en favor de un avance decisivo en las negociaciones de la ronda de Doha fue secundado por el propio Snow, quien pidió "volver a poner en camino" esas complejas tratativas donde se enfrentan las aspiraciones de los países pobres y las prácticas proteccionistas de las naciones ricas.

Snow reconoció que para volver a darle oxígeno a la ronda de Doha "hace falta enfocarse en las areas que tienen el mayor potencial de promover el crecimiento económico, como son la agricultura, los bienes industriales y de consumo, los servicios y la facilitación del comercio.

En su declaración final, el comité afirmó que "los países desarrollados deben cumplir sus compromisos para ayudar a acelerar el progreso, cuya condición indispensable es un crecimiento económico estable, equilibrado y sólido".

En cuanto al combate a la pobreza, tema central de este comité conjunto de los organismos financieros internacionales, el comunicado de hoy aseguró que "se avanzó en varios frentes", pero reconoció que, "si se mantienen las tendencias actuales, la mayoría de los países en desarrollo no alcanzará la mayor parte" de los objetivos de desarrollo del milenio, en especial en el Africa subsahariana.

"Para acelerar el avance hacia esos objetivos -agregó-, todas las partes interesadas, los países en desarrollo y desarrollados y las instituciones internacionales, deberán intensificar con urgencia las medidas concertadas".

El clima relativamente desalentador en el frente de la lucha contra la pobreza contrastó con el tono optimista de los países ricos, que se congratularon por la consolidación de la recuperación que se está registrando a nivel global tras la preocupante recesión que golpeó a Estados Unidos en los últimos años.

En cambio, en la apertura de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial, este último organismo reconoció que la pobreza se redujo a nivel internacional sólo gracias al dramático crecimiento de China y la India.

La pobreza en América latina, en aumento

En el informe difundido el viernes, el Banco dijo que la proporción de personas que viven por debajo del nivel de pobreza extrema (menos de un dólar por día) cayó a la mitad desde 1981, pero admitió que el motor de esa mejora fueron especialmente China y la India, dejando a América latina, Africa, Europa oriental y Asia central con índices en aumento o con apenas ligeros descensos.

El Banco Mundial dijo que la proporción de personas que viven en extrema pobreza cayó del 40 al 21 por ciento de la población mundial entre 1981 y 2001.

Pero, siempre según el informe, el crecimiento económico "aumentó ligeramente" en los ´90 en América latina y el Caribe, mientras que "la pobreza disminuyó sólo de forma marginal".

"La proporción de personas pobres de la región en 2001, incluyendo los que vivían con menos de 1 y 2 dólares por día, el 10 y el 25 por ciento respectivamente, era comparable a grandes rasgos con el de 1981, en que representaban el 10 y el 27 por ciento", reveló el informe.

Fuente: ANSA

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.