América latina mejora, pero sigue el desempleo