Ante los rumores de correcciones monetarias y cambiarias, la Bolsa estuvo en el máximo nivel de incertidumbre

Los activos financieros siguieron cayendo por séptima semana consecutiva
(0)
2 de diciembre de 2001  

Los activos financieros siguieron su tendencia decreciente ya por séptima semana consecutiva, y dieron por descartado el positivo efecto derivado de un canje de deuda exitoso, y la consecuente caída del costo financiero para el Gobierno.

En esa línea, mientras el canje en su primera etapa superó los US$ 40.000 millones, el riesgo país alcanzó niveles récord, ubicándose por encima de los 3400 puntos.

Los inversores continuaron vendiendo posiciones locales ante las continuas señales negativas emitidas desde el sector público -la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) dejó latente la duda de si ese organismo desembolsará los fondos previstos para diciembre-, lo que junto a la interminable seguidilla de rumores terminó creando una sensación de crisis terminal.

Salida de capitales

El control de tasas impulsado por el Banco Central, sumado a la aprobación por parte del Congreso de proyectos que se dan de frente con una posible reactivación, generaron una salida de capitales de U$S 1200 millones en los últimos cinco días -según el BCRA- y llevaron la tasa de Call hasta niveles de 800% para las operaciones en pesos y del 150% en las de dólares.

A su vez, pesó en ánimo inversor la mala performance fiscal de octubre, así como la caída de recaudación en noviembre, que dejaría muy expuestas las cuentas públicas.

En este contexto, el índice Merval cayó 4,8% al cerrar en los 202,5 puntos tras operar en un mínimo intradiario de 198 puntos, el menor nivel desde la iniciación de la convertibilidad. En tanto, en el mes perdió un 10%, lo que extiende la pérdida al 51% en los once meses del año.

En la semana, sólo mejoraron las empresas exportadoras como Siderca (ERCA) y Molinos ante un escenario de rumores de cambios monetarios y cambiarios. Del lado de las bajas, Irsa (IRSA) -con fuertes activos locales y endeudamiento externo- perdió 6,5% en la semana y más del 22% mensual. Los bancos fueron también otro grupo muy castigado, en particular Grupo Galicia (GALI), que perdió más del 15 por ciento semanal.

En materia de bonos, cayeron 13% en las últimas cinco ruedas, acumulando una merma del 35 por ciento desde fines de octubre. Los títulos domésticos presentan un rendimiento del 40 por ciento anual. Sólo a modo de ejemplo, el global 2008, la mayor emisión de la Argentina que se licitó a US$ 78,5, cerró el viernes en US$ 32,6, con una merma del 58 por ciento.

En Brasil y México

Mientras los activos financieros argentinos reflejan una incertidumbre sideral, los títulos y acciones de Brasil y México -antes fuertemente correlacionados con la Argentina- ahora operan más vinculados al desarrollo de la economía global. Mientras los riesgos de Brasil y de México cerraron el mes en 983 puntos y 360 puntos, con caídas de 13 por ciento y 9 por ciento, respectivamente, el de la Argentina lo hizo en 3332 puntos, con una suba de 83 por ciento, lo que reflejó el fuerte desacople.

La performance bursátil mostró el mismo sesgo; el Ibovespa y el IPC de México subieron 27 y 6 por ciento, respectivamente, en dólares en el pasado mes. La razón deviene de la performance fiscal respecto de la insolvencia que presenta la Argentina.

En Estados Unidos, luego de tres semanas de alzas, en la última semana de noviembre el Dow Jones tomó ganancias y perdió 1,1 por ciento, aunque acumula una suba del 8,6% en el mes. Esto estaría reflejando una actitud de los inversores más cautelosa ante la expectativa de una caída del PBI superior al 2% en el cuarto trimestre.

En la semana que se inicia, los pasos de inversores dependerán de las señales que dé el Gobierno frente a la salida de capitales, así como mayores indicios de gobernabilidad, herramienta necesaria para detener el rumbo bajista de los activos.

En Estados Unidos se conocerán los datos de los gerentes de compras y de empleo de noviembre que darán las primeras pistas relevantes sobre la conducta de la economía en el pasado mes.

También estos datos serán anticipatorios del accionar de la Reserva Federal en su reunión del 11 del actual.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.