Anunciaron en Gran Bretaña que gravarán a bancos que paguen bonos a sus directivos

Será para primas mayores a las 25.000 libras, según informó el ministro británico de Finanzas, Alistair Darling; el déficit público alcanzará los 178.000 millones de libras
(0)
9 de diciembre de 2009  • 10:41

LONDRES.- El ministro británico de Finanzas, Alistair Darling, anunció hoy la creación de una tasa sobre las primas, que deberán abonar los bancos que paguen a sus empleados gratificaciones superiores a 25.000 libras (40.800 dólares, 27.500 euros).

En tanto, el funcionario informó que la economía británica se contraerá este año en un 4,75%, mucho más de lo previsto. El "Chancellor" del Tesoro dio a conocer hoy el adelanto del Presupuesto 2010-2011 en una ponencia en la Cámara de los Comunes.

También confirmó que las finanzas públicas siguen "en rojo", con un déficit de 178.000 millones de libras esterlinas (290.000 millones de dólares), comparado con los 175.000 millones de libras que predijo al comienzo de este año.

Crecimiento. Sin embargo, aclaró que la economía comenzará a crecer para finales de 2009 y crecerá en 2010 entre un 1 y un 1,5%. Darling predijo que las empresas británicas se beneficiarán de una mejoría en la demanda global.

"Por eso estoy confiado que la economía de Gran Bretaña comenzará a crecer para el final del año. De todos modos, las reacciones recientes de los mercados a los problemas financieros en Dubai demuestran cuán frágil sigue siendo la confianza mundial", agregó.

En ese sentido, sostuvo que aunque está "confiado" que el Reino Unido "se encamina a una recuperación", no será "complaciente". "Tenemos que seguir apoyando a la economía hasta que la recuperación se haya establecido", continuó.

Durante la ponencia en el Parlamento, Darling confirmó además que a partir del próximo año se aumentará en un 2,5% las jubilaciones estatales, y agregó que el IVA volverá al nivel de 17,5% a partir del 1 de enero próximo.

Tesoro de EE.UU. extiende programa rescate bancario

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, decidió hoy la extensión del programa oficial de rescate bancario hasta octubre del 2010, pero prometió que no se usará más de 550.000 millones de dólares del fondo. Geithner, en una carta a legisladores, dijo que la extensión del llamado Programa de Alivio para Activos en Problemas (TARP por sus siglas en inglés) hasta el 3 de octubre de 2010 permitiría al gobierno usar los fondos para combatir los remates de casas e impulsar el crédito a las pequeñas empresas. "Esta extensión es necesaria para ayudar a las familias estadounidenses y para estabilizar los mercados financieros porque, entre otras cosas, nos permitirá continuar implementando programas que atiendan al mercado inmobiliario y las necesidades de las pequeñas empresas", dijo Geithner en la carta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.