Aprovechar el acuerdo con la Unión Europea para darles más garantías a los productores

Carlos Achetoni (FAA), Dardo Chiesa (CRA), Eleonora Cole (LA NACION), Carlos Iannizzotto (Coninagro) y Daniel Pelegrina (SRA)
Carlos Achetoni (FAA), Dardo Chiesa (CRA), Eleonora Cole (LA NACION), Carlos Iannizzotto (Coninagro) y Daniel Pelegrina (SRA) Crédito: Fabián Malavolta
Los dirigentes rurales dijeron que es una oportunidad de tener reglas claras a largo plazo y para seguir trabajando la competitividad; además, criticaron las retenciones
Lucila Lopardo
(0)
31 de julio de 2019  

Los miembros de la Mesa de Enlace fueron los encargados de iniciar la cuarta edición de Negocios del Campo. En un panel moderado por la conductora de LN+ Eleonora Cole, los dirigentes hablaron de los principales temas que preocupan al sector en un año electoral. Ellos fueron Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina; Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, y Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

En primer lugar, dieron detalles del documento de 14 puntos que prepararon para presentarle a cada uno de los candidatos presidenciales para mostrar una agenda común. "Que seamos distintos no quiere decir que estemos divididos, queremos encontrar políticas para cada uno sin ir en perjuicio de las distintas capas de productores. Queremos mostrar la unidad para darle un indicativo a cualquier sector político que quiera ser presidencial", sostuvo Achetoni, y aclaró que el sector necesita ser acompañado tanto por quienes vayan a ser gobierno como por quienes vayan a ser oposición. "Los gestos valen y este documento, más allá del contenido, es un gran logro que plantea una política agroindustrial de acá a diez años", sostuvo.

Antes de entrar en el análisis de los puntos, Chiesa destacó la introducción del texto en el que la Mesa de Enlace reconoce que "el país ha comenzado un trabajo de calidad y mejoramiento institucional". Y sostuvo: "Esto es algo que debería ser natural, pero no lo fue. A la Argentina no le fue tan bien económicamente, pero tuvo una profundización institucional muy importante".

Uno de los principales ejes que preocupan a los representantes del campo tiene que ver con el marco impositivo. "Buscamos descomprimir al sector, nos pusimos de acuerdo para que haya un escalonamiento según la envergadura del productor para cualquier tipo impositivo", destacó Achetoni. Por su parte, Pelegrina habló de las retenciones. "Son un impuesto distorsivo, no tienen que existir, y en eso estamos todos de acuerdo", sostuvo. Mientras que Chiesa las definió como un "mecanismo nefasto" y Pelegrina apuntó que "no se pueden seguir delegando facultades del Congreso al Poder Ejecutivo".

Iannizzotto explicó que, años atrás, en el sistema se generaba una neutralización entre las retenciones y los reintegros, pero que esto hoy no sucede. "Hoy hay retenciones y no hay reintegros. Los reintegros están aprobados por la OMC y son una herramienta imprescindible para darles competitividad a los productos", apuntó.

Sobre la baja de $1 por dólar en el impuesto a las exportaciones implementada por el Gobierno -204 productos pasaron de tributar $4 por dólar $3-, confirmaron que es una medida que "aliviana", pero "no alcanza". Iannizzotto confirmó que, por esta medida, el sector aportará $2220 millones menos al fisco.

"Con el acuerdo UE-Mercosur van a salir estos temas. Tiene que haber igualdad de condiciones para estar en un mercado común, entonces el Gobierno deberá rever posturas para que el campo sea competitivo y genere las divisas que necesita el país", sostuvo Achetoni.

Por su parte, Chiesa hizo hincapié en la necesidad de que el sector tenga representantes en el Congreso. "Cuando hubo 'agrodiputados' fue por su difusión pública. Es increíble que el sector que más aporta no tenga representantes", disparó, y explicó que esto sucede porque, en la mayoría de los casos, el referente es leal al productor, a sus bases, a la entidad agropecuaria que representa y en la que se formó y "ahí es donde se genera un conflicto con lo que sucede en la política". Achetoni sumó: "Las entidades debemos preparar gente no solo para lo gremial, sino también para la política, que no es ni buena ni mala. Vale la pena que el sector prepare cuadros".

Para Pelegrina, este punto representa un desafío enorme como comisión de enlace. "No nos olvidemos de los parlamentos provinciales, los municipios y los concejos deliberantes, que definen tasas y cuestiones que nos impactan directamente", agregó. Por su parte, Iannizzotto opinó que el sector está necesitado de leyes. "Si queremos una política agroindustrial que permanezca en el tiempo tenemos que pensar en leyes como la de seguros, semillas, de suelos o para las economías regionales. Hay un paquete importante que nos puede dar soporte para que los gobiernos tengan las herramientas necesarias", explicó y dijo que el acuerdo "ayuda a planificar reglas que den previsibilidad".

En referencia al acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur y su impacto en el sector, los dirigentes aseguraron que el Gobierno deberá rever políticas para que el campo sea más competitivo. "A los pequeños productores les genera una reacción de protección ante el temor de perder la competitividad. Lo revemos para atrás y sin la necesidad de acuerdo ya hemos tenido situaciones desventajosas, como la entrada de durazno de Grecia. El acuerdo habla de nivelación, tenemos que aprovecharlo para darles garantías a los productores", dijo Achetoni.

En este sentido, Pelegrina mencionó la importancia de la conectividad en el campo. "Hablamos de tener un Estado eficiente para trámites, de todo lo que tiene que ver con el desarrollo para que se genere competitividad en todo el país", dijo.

Iannizzotto habló de la importancia de trabajar sobre la cuotificación para el ingreso progresivo en el Mercosur. "Tenemos que ver cómo repartimos el acuerdo entre los países", apuntó. Para Pelegrina, este acuerdo es sinónimo de oportunidad, por la apertura de clientes a productos premium, mientras que Chiesa apuntó que queda pendiente mejorar el flujo de mercaderías "intra-Mercosur" y llamó al bloque a dar imagen de unidad para negociar.

También habló de la posibilidad de avanzar en mercados como Estados Unidos. "No queremos que un productor americano se vea perjudicado por uno argentino, pero queremos competir", dijo. Pelegrina explicó que los productores mexicanos estaban asustados al momento de firmar con EE.UU., pero "hoy no tienen dudas, les ha ido muy bien y se desarrollaron". "Es un desafío para el sector ser competitivos, pero necesitamos herramientas, como el sistema financiero y el tributario, que está desajustado", concluyó Iannizzotto.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.