Así es el increíble yate de lujo ecológico de 645 millones de dólares que se compró Bill Gates

El magnate creador de Microsoft adquirió una embarcación que se mueve con hidrógeno líquido y tiene numerosas comodidades
El magnate creador de Microsoft adquirió una embarcación que se mueve con hidrógeno líquido y tiene numerosas comodidades Fuente: Archivo
(0)
10 de febrero de 2020  • 17:56

Con una fortuna de 110 mil millones de dólares, el magnate Bill Gates es el segundo hombre más rico del mundo y puede realizar ciertas adquisiciones inalcanzables para casi todo el resto de la humanidad. Así es que en estos días, el multimillonario creador de Microsoft se dio el lujo de comprarse un yate cuyo costo es de unos 645 millones de dólares.

La nave tiene 112 metros de eslora y puede hospedar a unos 15 huéspedes con todos los lujos
La nave tiene 112 metros de eslora y puede hospedar a unos 15 huéspedes con todos los lujos Crédito: Superyacht Times

Además de tratase de una embarcación fastuosa por donde se la mire, este modelo adquirido por Gates tiene una característica que la vuelve especialmente ecológica: no funciona ni con gasolina, ni con electricidad, sino que lo hace con hidrógeno líquido, que no contamina el ambiente.

La embarcación cuenta con dos tanques de hidrógeno de dos toneladas sellados al vacío
La embarcación cuenta con dos tanques de hidrógeno de dos toneladas sellados al vacío Crédito: Superyacht Times

La nueva adquisición de Gates fue construido por la naviera holandesa Feadship, y es un modelo bautizado Aqua -el millonario podrá rebautizarlo como quiera-, fue presentado el año pasado en la exposición Mónaco Yacht Show, una feria destinada a exponer y vender naves a megamillonarios.

El costo de la embarcación es de 645 millones de dólares
El costo de la embarcación es de 645 millones de dólares Crédito: Superyacht Times

Esta embarcación ecológica tiene unos 112 metros de eslora, cuenta con espacio para 31 miembros de la tripulación, posee cinco cubiertas para hospedar a unos 15 invitados, gimnasio, una piscina con cascada, un estudio de yoga, un salón de masajes y otro de belleza.

El gimnasio, como casi todo en esta embarcación, cuenta con una relajante vista al mar
El gimnasio, como casi todo en esta embarcación, cuenta con una relajante vista al mar Crédito: Superyacht Times

La altura de los techos en el interior de la nave va de los casi tres a los cuatro metros, para crear una idea de vista abierta con ventanas blindadas que recubren toda la parte delantera de la nave para tener la sensación de flotar en el mar.

La vista es espectacular desde cualquier lugar del yate
La vista es espectacular desde cualquier lugar del yate Crédito: Superyacht Times

El área para el propietario de la embarcación cuenta con un amplio baño, un vestidor y una sección de spa privado. Además, ostenta una suite VIP con luz natural ubicada en la línea de flotación, decorada en un estilo minimalista.

La piscina parece desembocar en el mar abierto
La piscina parece desembocar en el mar abierto Crédito: Superyacht Times

El oneroso yate, que todavía no fue construido, contará con dos tanques sellados al vacío de 28 toneladas para almacenar el hidrógeno líquido a menos de 252 grados. Este combustible generará la energía necesaria para que los motores de la nave funcionen y además brindará la energía para producir electricidad en la nave. Este tipo de energía lanza un deshecho cero contaminante que es, básicamente, agua, según consigna el periódico británico, The Telegraph.

Se calcula que la nave Aqua podrá navegar de aquí a unos cuatro años
Se calcula que la nave Aqua podrá navegar de aquí a unos cuatro años Crédito: Superyacht Times

Feadship asegura que el sistema ofrece una velocidad máxima de 17 nudos, velocidad de crucero de 10 a 12 nudos y un alcance de 3750 millas náuticas, más que suficiente para viajar desde Nueva York al Reino Unido.

En la popa, la embarcación cuenta con una piscina y una cascada
En la popa, la embarcación cuenta con una piscina y una cascada Crédito: Superyacht Times

Pero Gates va a tener un problema con el que lidiar el día en que finalmente le entreguen en mano su fastuosa nave, se calcula que de aquí a cuatro años: no existen por el momento estaciones para cargar hidrógeno en ningún puerto del mundo. Pero seguramente el magnate del software sabrá sortear de alguna manera este inconveniente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.