Aumentaría el precio de los cortes más caros

Efectos sobre el mercado interno
Efectos sobre el mercado interno
(0)
28 de enero de 2002  

Es de esperar, según algunos analistas consultados, que a partir de la reanudación de las exportaciones de carnes a Europa comiencen a registrarse paulatinamente algunos aumentos de precios de la carne en el mercado interno. El incremento alcanzaría a los cortes más caros, como el lomo y el bife de lomo, que en los últimos 11 meses había llegado a valores muy por debajo de lo normal.

"Al escasear el abastecimiento del novillo pesado -de más de 480 kilos- que generalmente se utiliza para destinar a la exportación de carnes, es posible que la demanda se traslade sobre los animales de oferta de consumo interno provocando un eventual aumento de precios", consideró el presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), Miguel Schiariti.

En las últimas semanas, ante la noticia de la reapertura del mercado europeo, la hacienda en el Mercado de Liniers -aunque esta plaza no está habilitada para la venta de animales destinados a la exportación- comenzó a recuperar precios. A mediados del año pasado el kilo vivo de carne apenas superaba los 70 centavos, pero en los últimos días superó los 80 centavos por kilo.

Obviamente, este incremento golpea sobre el poder de compra de los frigoríficos que buscan ahora abastecerse para embarcar a Europa. "Cuando salgamos a comprar hacienda en forma directa nos vamos a encontrar con un fuerte aumento", dijo el presidente del Frigorífico Macellarius, Ricardo Goldaracena, ante las subas registradas en el Mercado de Liniers por carácter transitivo del inicio de la exportación.

"Toda la exportación va a depender del precio de la hacienda que ya ha empezado a subir", dijo el presidente de Argentine Breeders & Packers, Enrique de León Belloc. Este empresario explicó que en el mercado de carnes ya puede notarse una especie de "psicosis", a propósito de la mayor demanda de los grandes frigoríficos exportadores que por once meses estuvieron adormecidos.

Otro de los problemas que la industria frigorífica percibió fue el escaso número de productores registrados y autorizados para remitir ganado destinado a la exportación europea. "La Argentina está limitada para cumplir con sus compromisos externos porque sólo hay 1800 productores registrados cuando lo normal eran alrededor de 20.000 campos interesados en vender hacienda para exportar", señaló el presidente de Swift Armour, Carlos Oliva Funes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.