Autos. Zuppi, CEO de FCA: "No es fácil trabajar con controles de cambios y con cupo"

Martín Zuppi, CEO de FCA, junto a la nueva generación de la FIAT Strada
Martín Zuppi, CEO de FCA, junto a la nueva generación de la FIAT Strada
Francisco Jueguen
(0)
19 de agosto de 2020  • 17:42

Ante el inminente anuncio de un acuerdo entre el Gobierno y las terminales automotrices para limitar las importaciones en base a un esquema consensuado, el director general de FCA (Fiat Chrysler Automobiles), Martín Zuppi, afirmó hoy que no es fácil para la firma que conduce trabajar con controles de cambios y con cupos, reclamó por un tipo de cambio equilibrado, baja de retenciones y suba de reintegros a la exportación y advirtió que la empresa tiene 4000 autos importados parados en el puerto de Zárate.

"No es fácil trabajar con controles de cambios y con cupos", dijo Zuppi en una conferencia de prensa virtual realizada esta tarde para lanzar la segunda generación de la pick-up FIAT Strada.

La idea que planteó el Ministerio de Desarrollo Productivo y que esta semana seguirá negociando con Adefa (la cámara que agrupa a las automotrices radicadas en el país) y con las terminales implica más administración del comercio exterior, ya que tiene como vector principal que el sector incremente su producción este año en 20.000 unidades, lo que habilitaría al sector a importar, como techo, 80.000 autos. Los empresarios creen que así cerrarían el año con un superávit de US$1800 millones en el comercio de autos y una balanza total del sector (incluyendo las autopartes) con un déficit de US$2000 millones. La cantidad de unidades autorizadas para cada empresa dependerá de variables vinculadas con la balanza de divisas de cada una, la inversión y la integración entre partes nacionales e importadas, entre otras, y no será homogénea.

El ejecutivo respondió a la pregunta sobre la situación de volatilidad que enfrenta la cotización de los dólares alternativos en el país en el marco de la falta de divisas. La pregunta, en rigor, había sido sobre cuál era hoy el nivel competitivo del dólar y si no era mejor, dado el actual contexto, tener un salto devaluatorio que unificara las distintas cotizaciones.

"Si tenés un tipo de cambio muy devaluado, exportar se hace más competitivo, pero perjudica nuestra importaciones. Un 52% de las piezas del Cronos (el modelo de Fiat que se fabrica en la Argentina) es importado y afecta a todo el resto del line-up de productos", dijo Zuppi. "Hay que buscar un equilibrio. Pero no es simple trabajar con un control de cambios y no es fácil trabajar con un cupo de unidades. El mercado tracciona para traer un mayor volumen de autos. Entiendo que el Gobierno necesite hoy una balanza [comercial] diferente y eso nos obliga a trabajar más con los productos locales. Eso es lo que estamos haciendo con el Cronos", agregó el directivo.

"El tipo de cambio tiene que lograr un equilibrio lógico con alguna libertad cambiaria y no achicar tanto el mercado con los cupos de importaciones", completó Zuppi, que antes había advertido que tiene 4000 autos parados en el puerto de Zárate por las restricciones oficiales. El empresario afirmó que espera para fin de año un mercado -de márgenes positivos, pero chicos y bajo volumen- de 290.000 unidades, similar proyección que hacen la industria y el Gobierno.

Cristiano Rattazzi, presidente de FCA
Cristiano Rattazzi, presidente de FCA

Zuppi agregó que, más que una devaluación del peso para ganar competitividad (que termina afectando el precio de los autos en el mercado interno y frenando las ventas), espera una baja de retenciones y una suba de los reintegros a las exportaciones del sector. "No todo depende del tipo de cambio. Podemos tener el actual y probablemente retomar los reintegros, o diferentes acciones impositivas que fomenten las exportaciones", afirmó el empresario. "Puedo ser más competitivo quitando retenciones y subiendo reintegros sin tocar el tipo de cambio", completó.

Sobre la idea oficial de desarrollar proveedores locales y una mayor integración productiva local en el mediano plazo para no tener una balanza de divisas tan desfavorable, Zuppi se mostró de acuerdo. Dijo que el Cronos tiene una integración local de 42% y comentó sobre las autopartistas que habían decidido salir del país en los últimos meses. "No es una buena noticia que se vayan ni para ellos, ni para los proveedores ni para las terminales. Todos necesitamos volumen para hacer sustentable el mercado. Cualquier proveedor que se vaya del país es una mala noticia", dijo. En ese sentido, remarcó la importancia de la situación económica local, teniendo en cuenta que muchas veces hay proveedores instalados tanto en la Argentina como en Brasil.

La planta de FCA en Córdoba está produciendo unas 310 unidades por día del Cronos, con cinco o seis días de producción por mes debido al efecto de la pandemia y la baja expectativa por la demanda del mercado brasileño, principal país de exportación para las terminales argentinas. En el segundo semestre del año, la empresa que preside Cristiano Rattazzi, espera llevar a 11 los días de trabajo mensuales, pero además mejorar sus ratios de venta del Cronos al mercado interno gracias a acciones focalizadas. En la planta de Ferreyra hoy trabajan el 50% de los empleados en turnos rotativos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.