Kicillof y De Vido limaron asperezas y anunciaron en conjunto la ampliación del subsidio a las garrafas