Ayuda del gobierno de los EE.UU. mejoraría la liquidez de aerolíneas

Por Ann Keeton De Dow Jones Newswires
(0)
15 de mayo de 2003  • 17:31

CHICAGO (Dow Jones)-. Los US$$2.300 millones que las aerolíneas estadounidenses recibirán esta semana del gobierno federal para cubrir costos de seguridad no son una sorpresa, ya que la mayoría de las compañías han informado públicamente qué porción del total les corresponderá.

Los pagos en efectivo más importantes, por sobre US$300 millones cada uno, irán a las arcas de las tres aerolíneas más grandes: American Airlines, filial de AMR Corp. (AMR); United Airlines de UAL Corp. (UALAQ); y Delta Air Lines Corp. (DAL).

La Administración de Seguridad del Transporte indicó que los pagos, autorizados por el Congreso, serán desembolsados para el viernes.

"No existen sorpresas en esto", señaló Ray Neidl, analista de Blaylock & Partners, quien agregó que el mercado ya descontó los pagos. "La buena noticia es que el dinero llega en un muy buen momento", agregó Neidl.

Debido a que las aerolíneas han comenzado ha observar cierta mejora en el tráfico de pasajeros, pueden utilizar esos mayores ingresos para cubrir los costos operativos.

United señaló el jueves que la reservas han mejorado a un punto tal que el 1 de junio la aerolínea reanudará vuelos que fueron eliminados durante la guerra en Irak.

Y a medida que los ingresos repuntan, señala Neidl, las aerolíneas "pueden utilizar (los pagos del gobierno) para agregarlos a sus reservas y mejorar la liquidez".

Neidl sostuvo que American Airlines, en particular, le puede dar un buen uso al dinero debido a que enfrenta importantes pagos de deuda en el corto plazo. La aerolínea más grande del país logró evitar el mes pasado, por un estrecho margen, tener que solicitar la protección de las leyes de bancarrota, gracias a una serie de concesiones laborales de sus sindicatos de empleados.

Como condición para recibir la ayuda, se exigió a nueve de las aerolíneas señalar a la Agencia de Seguridad del Transporte que no incrementarían este año los salarios de los principales ejecutivos frente a los sueldos de 2002.

La verdadera prueba para las aerolíneas se presentará durante el otoño, afirmó Neidl. El 20 de septiembre, se volverán a aplicar las comisiones federales por seguridad, que fueron suspendidas el 1 de junio. Se espera que las aerolíneas ahorren US$700 millones este verano gracias a la suspensión de las comisiones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.