Baja la calidad de los créditos en EE.UU.