Baylac tuvo que defender las medidas ante una vecina indignada

El vocero gubernamental mantuvo un insólito diálogo con una jubilada que lo increpó antes de ingresar a la quinta de Olivos; señaló que el límite al retiro de depósitos en efectivo será "transitorio"
(0)
1 de diciembre de 2001  • 14:31

Un diálogo insólito mantuvo el vocero gubernamental, Juan Pablo Baylac, al ingresar este mediodía en la Residencia de Olivos, cuando una vecina de la zona le pidió explicaciones acerca de las medidas que piensa aplicar el Gobierno para evitar la fuga de depósitos.

Todo ocurrió cuando el funcionario conversaba con los periodistas en la puerta de la residencia presidencial y una mujer lo increpó ante las cámaras y le dijo que había votado al actual gobierno y que estaba arrepentida.

"Yo los voté, Baylac, y me arrepiento", dijo la ofuscada mujer, quien le decía que cobraba una jubilación de 600 pesos y que además tenía un plazo fijo del cual sacaba dinero para compensar sus magros ingresos.

La mujer, quien se presentó como una jubilada de la zona, preguntó: "¿Por qué ustedes me están obligando a sacar sólo mil?" y se quejó: "Usted no me puede determinar si yo tengo que vivir con mil".

Pero la escena se tornó más curiosa, cuando otra mujer, quien dijo ser desocupada, interrumpió la discusión y le pidió al vocero del Gobierno un puesto de trabajo en "alguna dependencia pública".

La obvia respuesta fue que no había muchas posibilidades, pero el funcionario al fin la invitó a que se anote "en la Dirección de Personal de Casa de Gobierno".

Finalmente y antes de ingresar a la quinta de Olivos, Baylac desafió a la primera de las mujeres a que en seis meses se volvieran a encontrar con los mismos periodistas en el mismo lugar para ver qué pasó con las medidas que se piensan adoptar.

Las medidas son transitorias

El vocero gubernamental también se refirió a las medidas que anunciará el Gobierno, a las que definió como "absolutamente transitorias" con un plazo estimado de "90 días".

"Las medidas no están vinculadas con pisarle los depósitos a la gente. Por el contrario, se trata de utilizar mecanismos que certifiquen la utilización de esos recursos y que queden dentro del circuito bancario", aclaró.

Asimismo volvió a negar que la semana próxima o los días siguientes esté previsto un feriado bancario.

"Cuando conozcamos las decisiones que se van a tomar, se va a advertir muy claramente que nadie le quita la plata a la gente, que va a tener libre disponibilidad de sus depósitos", precisó en declaraciones realizadas en las puertas de la quinta de Olivos.

El subsecretario de Comunicación insistió en llevar un mensaje tranquilizador a la población: "El Gobierno está trabajando sobre diversas medidas, que no es incautar depósitos a los depositantes, sino que es garantizar precisamente el funcionamiento del sistema bancario", enfatizó.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.