Biolcati se sumó a Rattazzi y pidió un tipo de cambio más competitivo