Bolsas apáticas y dólar cada vez más debilitado