Bonos y acciones, con nuevos máximos

La Bolsa lleva tres ruedas batiendo récords; los títulos subieron ayer hasta 3,6%
Javier Blanco
(0)
29 de septiembre de 2005  

El mercado local de capitales dio ayer nuevas y contundentes señales sobre el llamativo período de bonanza que atraviesa y que se sustenta en los indicadores favorables que sigue produciendo la economía local. Los inversores externos muestran un gran apetito por los papeles emergentes en general y los instrumentos argentinos en particular.

La jornada de ayer se caracterizó por un fuerte salto en el volumen de negocios, que orilló los $ 2000 millones en operaciones con bonos y escaló hasta $ 173,1 millones en transacciones con acciones locales, una marca que se constituye en la segunda mayor del año, sólo superada durante el verano pasado cuando, el 22 de febrero, la Bolsa porteña celebró la alta aceptación que, se preveía, tendría el canje de deuda y se realizaron negocios por más de 478 millones de pesos.

El rally alcista que registra el mercado hace recordar a muchos operadores el boom de julio pasado, cuando los bonos más operados registraron alzas superiores al 20% en varios casos opacando el recorrido alcista de muchas acciones, que llegaron a ganar un 10 por ciento.

El panorama de septiembre parece calcado: los bonos del canje registran mejoras que van del 10 al 13% promedio (según el título), seguidos de cerca por los indexados (con avances de 6 a 10%), pero esta vez le toca compartir cartel con las acciones que, en algunos casos (como el de Tenaris), incrementaron su valor hasta un 20% aunque el promedio del mercado aún no llega al 7 por ciento.

El boom no puede considerarse un fenómeno local, aunque la situación macroeconómica del país ayuda a sostenerlo. Sólo hay que mirar un poquito más allá de las fronteras para corroborarlo, como lo demuestra el mínimo histórico en que se mantiene el riesgo emergente promedio -ayer en 253 puntos básicos- o la seguidilla de tres cierres récord que emparienta, por citar un caso, a la Bolsa porteña con su par mexicana.

Ayer, en Buenos Aires la suba del Merval fue impulsada por el salto de 4,20% que registró de la siderúrgica Tenaris (se especializa en la fabricación de tubos para la industria petrolera), un papel que concentró un 56,3 por ciento del total del volumen operado.

Una parte de estos negocios correspondió al ejercicio del ?instinto de anticipación´ del que suelen hacer gala los inversores más sofisticados. Ellos saben que Tenaris tendrá mayor ponderación en el índice Merval a partir de octubre (se reajusta de manera trimestral), lo que suele ayudar a su revalorización al asegurarle un mayor número de negocios, por lo que buscaron sacar provecho de ese movimiento.

En este contexto el Merval concluyó con un alza de 1,15% para quedar en 1687,78 puntos con lo que acumula una ganancia de 1,78% en la seguidilla de tres jornadas consecutivas con cierres en niveles récord.

Entre los bonos, las recomendaciones de compras sobre la deuda doméstica y las expectativas favorables sobre el cupón de crecimiento, impulsaron los papeles del canje, que registraron un alza promedio de 2% y mejoras que, en el caso del Par en dólares, llegaron hasta un 3,6%, lo que permitió a varios de estos bonos alcanzar nuevos máximos.

La renovada alza de los bonos se reflejó en una baja de 10 puntos en la tasa de riesgo país, que cerró en un nuevo mínimo de 377 unidades, según la medición de JP Morgan.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?