Brasil figura entre los motores de la economía que viene