Brasil negocia para que se permita el ingreso de sus productos avícolas

Ese sector fue acusado de practicar dumping; se dispondrían precios mínimos
(0)
21 de agosto de 2000  

RIO DE JANEIRO.- El "conflicto de los pollos", otro motivo de asperezas diplomáticas recientes entre la Argentina y Brasil, se podría comenzar a resolver. Desde hace una semana, negociadores de frigoríficos avícolas de ambos países mantienen reuniones constantes en Brasil y está previsto que hoy eleven al gobierno argentino una propuesta conjunta para que se levante la medida antidumping contra los pollos brasileños.

El 24 de julio último la Argentina aplicó una medida antidumping contra los frigoríficos avícolas de Brasil por considerar que estaban practicando un dumping del 12%, es decir, vendiendo su producto un 12% más barato que el precio de mercado en Brasil.

El proceso duró un año, pero las firmas avícolas brasileñas se quejaron a su gobierno y reclamaron que no habían podido fundamentar por qué vendían a ese precio. Según su defensa, los técnicos argentinos habrían cometido un supuesto error: el pollo brasileño es un 12% más caro en Brasil porque lo afecta una enorme gama de impuestos que no corren para los productos que son exportados.

Sin embargo, el subsecretario de Comercio e Industria argentino, Gonzalo Mosquera, negó esa hipótesis: "Nosotros hicimos el cálculo sin contar los impuestos", comentó en un pasillo del Ministerio de Desarrollo, en Río de Janeiro.

En el organismo había optimismo acerca de las negociaciones, pero para los privados todavía se está lejos de llegar a un acuerdo. "Aún hay una gran diferencia entre las propuestas presentadas por cada parte", se sinceró el director de la Asociación Brasileña de Productores y Exportadores de Pollos, Claudio Martins.

Si los privados se ponen de acuerdo, la Argentina podría optar por tres alternativas: 1) definir un precio mínimo de ingreso en la Argentina diferente del establecido hoy (US$ 0,92 y 0,98 por kilo, según el frigorífico); 2) anular la medida antidumping; 3) establecer una tasa extra aplicable al precio del pollo para que ingrese en el país.

Lytha Spíndola, secretaria de Comercio Exterior del Brasil, comentó sin medias tintas: "Si no hay acuerdo, mantenemos como posibilidad recurrir a la Organización Mundial de Comercio para que resuelva el conflicto". Si hay acuerdo, la Argentina retiraría su acción antidumping, ya que si los privados se ponen de acuerdo "no vemos ninguna necesidad de mantener la medida", dijo Mosquera.

Los empresarios avícolas brasileños ofrecen como prenda de negociación no vender el pollo a menos del 75% del precio de mercado del argentino. Pero los productores argentinos quieren además un acuerdo de precios mínimos de entrada de US$ 0,90 a US$ 0,92 por kilo; exigencia de licencia previa de la Aduana y una cuota máxima de exportación de 3000 toneladas para el pollo entero y 500 toneladas para los cortes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.