Brasil recauda US$5200 millones por la privatización de acciones de Petrobras

Fue la mayor operación del mercado de acciones brasileño en la última década
Fue la mayor operación del mercado de acciones brasileño en la última década Fuente: Archivo - Crédito: GETTY IMAGES
Marcelo Silva de Sousa
(0)
6 de febrero de 2020  • 21:42

En la mayor operación del mercado de acciones brasileño en la última década, el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) vendió la mayor parte de sus acciones en la petrolera Petrobras por cerca de 5200 millones de dólares.

La venta de 734 millones de acciones de la petrolera estatal acompaña la agenda de achicamiento de la presencia del Estado brasileño en la economía, una de los pilares de la gestión de Paulo Guedes, ministro de Economía del gobierno de Jair Bolsonaro.

La operación se produjo el miércoles y fue confirmada hoy por la petrolera en un comunicado de prensa. Los inversores se comprometieron a pagar 30 reales -cerca de 7 dólares- por cada acción, lo que totaliza 22.000 millones de reales.

Guedes, un liberal formado en la Universidad de Chicago, se ha propuesto una ambiciosa agenda de privatizaciones y desinversión del Estado en empresas públicas. Para apalancar la venta de empresas, el gobierno federal creó dentro de la cartera de Economía una Secretaría de Desestatizaciones y Desinversiones.

El gobierno brasileño espera recaudar este año cerca de 36.000 millones de dólares por la venta de activos públicos y reducir de 627 a 327 el número de empresas en las que participa.

La de ayer fue la mayor venta de acciones de la petrolera desde 2010, cuando Petrobras consiguió recaudar 70.000 millones de dólares en el mercado de capitales local. Pero entre esa operación y ésta, los tiempos cambiaron mucho para Brasil y también para empresa.

Tras el escándalo del Lava Jato, la mega investigación de corrupción que reveló desvíos y sobreprecios en contratos de la petrolera a partir de 2014, la economía pasó por la mayor recesión de su historia -que todavía intenta dejar atrás- y la petrolera perdió considerablemente su valor de mercado.

El monto recaudado el miércoles quedó dentro de las expectativas del banco estatal, con un descuento de 1,6% respecto de la cotización que el miércoles tenía cada acción en la Bolsa de San Pablo.

La venta no tendrá influencia sobre el control accionario de Petrobras, que seguirá bajo el timón del Estado brasileño, poseedor de más de la mitad del paquete accionario de la empresa.

Las 734 millones de acciones representan el 9,86% de las acciones ordinarias de la compañía, es decir, con derecho a voto. El Bndes conservará un 0,16% de las acciones ordinarias a través del BndesPar, una subsidiaria, y deberá girar el 60% de lo recaudado al Tesoro nacional.

Fundado en 1952, el Bndes le sirve al gobierno de Brasil como herramienta para el financiamiento de largo plazo e inversión en diversos sectores de la economía.

Desde que Bolsonaro asumió la presidencia, en 2019, con el control de la economía en manos de Guedes, el banco atraviesa un período de reperfilamiento. El ministro de Economía ha cuestionado duramente la política oficial del Partido de los Trabajadores (2002-2016) respecto al Banco, que solía ofrecer créditos subsidiados a grandes empresas, como Petrobras o la alimentica JBS, uno de los frigoríficos más grandes del país. Tras la aguda recesión en que entró Brasil en 2014, la peor de su historia, el Banco se ajustó el cinturón y redujo drásticamente el crédito.

El ministro de Economía de Bolsonaro ha dicho que quiere gastar "menos y mejor", dándole una actuación más social al banco, por ejemplo, con inversiones en obras de saneamiento. "La venta está en línea con la idea de sacar el peso del Estado en la economía y también con el reposicionamiento del Bndes para utilizar recursos de forma diversificada", dijo a LA NACION Gilberto Braga, profesor del Instituto Brasileño de Mercado de Capitales.

Bajo la gestión de Bolsonaro, el Banco estatal ya ha vendido acciones de la compañía frigorífica Marfrig y de la distribuidora de energía Light, y se espera que haga lo mismo con su participación en JBS.

Sergio Lazzarini, profesor del Insper en Sao Paulo, destacó que durante el ciclo del PT el banco desembolsaba cerca del 3% del PBI de Brasil y ahora, por debajo de 1%, en línea con una entidad "menor". "Repensar las participaciones accionarias es parte de un programa ambicioso del gobierno de desestatizar", afirmó Lazzarini.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.