La nueva oferta para salir del default. Buscan que acepte el 50% de los acreedores