Suscriptor digital

Cada sector tiene su complicación

(0)
25 de marzo de 2000  

Los conflictos comerciales entre la Argentina y Brasil abarcan sectores variados, y cada uno tiene algún tipo de complicación, lo que podría demorar su resolución. La estrategia de ambos países es incentivar acuerdos privados.

  • Lácteos: Brasil tiene casi lista una investigación por dumping contra la Argentina, pero la mantiene en suspenso. En los próximos meses comienza la temporada de mayor producción lechera y es entonces cuando crece la presión de los productores brasileños para frenar las ventas argentinas.
  • Pollos: la justicia entrerriana impuso cupos a las importaciones de pollos enteros eviscerados desde Brasil. El Estado nacional apeló esa medida, y mientras sigue la causa pendiente los cupos se mantienen. La cancillería argentina cree que si este conflicto se prolonga, podrían surgir situaciones similares del lado brasileño.
  • Textiles: hoy vence el plazo impuesto por el tribunal arbitral del Mercosur para que se levante el sistema de cupos a la importación de tejidos de algodón y sus derivados desde Brasil. El Ministerio de Economía presentó un pedido de aclaratoria, lo que postergará la definición del conflicto. El sector privado brasileño no quiere acordar con el argentino una restricción comercial voluntaria.
  • Calzado: en junio finaliza un acuerdo privado de cupos, y el gobierno argentino confía en que podrá renovarse.
  • Acero: la Argentina sigue adelante con una investigación por dumping en la importación de laminados en frío. La cancillería argentina esperará a que finalice para plantear una solución alternativa.
  • Arroz: los productores brasileños presionan al Gobierno para que limite las importaciones desde la Argentina. Ayer, una reunión de dirigentes de las asociaciones de productores de arroz del Mercosur debió ser cancelada por la ausencia de empresarios argentinos, lo que muestra la poca voluntad de llegar a un acuerdo.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?