Cae el empleo formal en el sector fabril y en la construcción

Lo indican datos oficiales para el primer trimestre; los ingresos, por debajo de los precios
Silvia Stang
(0)
25 de junio de 2014  

La industria y la construcción sufrieron una pérdida de puestos de empleo en blanco durante el último año, y la tendencia se aceleró en los últimos meses . Así lo revelan los datos de la cantidad de ocupados que declaran las empresas al sistema jubilatorio. Entre el primer trimestre de 2013 e igual período de este año, el empleo privado se mantuvo estancado en el nivel general, con una leve caída de 0,3%, aunque con diferencias por sectores. Los números del mercado laboral fueron difundidos por el Indec, un día después de que se conociera el dato, también oficial, de la caída del PBI en la primera parte del año y por segundo trimestre consecutivo.

En la gestión pública hubo en cambio un crecimiento de 2% en las dotaciones (se considera a la Nación, y también a las provincias y municipios que tienen sus cajas jubilatorias de empleo público transferidas a la Anses). La mayor cantidad de nuevas contrataciones se concentró en el gobierno nacional.

En el sector privado, la mayor caída interanual, en términos relativos, se dio en las actividades primarias, donde hay casi cuatro empleados menos por cada 100 que había un año atrás. En la construcción, la baja fue de 1,2% (unos 5000 puestos menos) y en la industria, de 1,1% , lo que refleja la pérdida de 12.609 ocupaciones formales. En estas dos actividades, las caídas fueron más pronunciadas si se compara el último trimestre de 2013 con el primero de este año, aunque en este caso podrían influir factores estacionales.

El comportamiento fue diferente según las ramas industriales: las fábricas de alimentos en conservas y panificados, las textiles y autopartistas redujeron sus dotaciones. Y, en cambio, no hubo variaciones del número de ocupados en las automotrices y la siderurgia. Tampoco varió el nivel de empleo en el comercio y en los bancos, mientras que sí cayó el de servicios inmobiliarios y a empresas. Y creció en el transporte y la educación privada.

Salarios reales, en baja

A la falta de creación de puestos se suma la caída del poder adquisitivo. Entre los asalariados registrados que están en empresas privadas, la remuneración neta promedio resultó para el primer trimestre del año de $ 8563, un 28,2% mayor que la de igual período de 2013. En el sector público, el promedio fue mayor ($ 9373), y la evolución, similar. En cualquier caso, es una suba inferior a la de los precios: según el índice difundido por legisladores de la oposición y basado en cálculos de consultoras privadas, entre abril de 2013 y marzo pasado la inflación fue de 36,7 por ciento.

Otro informe del Indec, con datos de la encuesta de hogares, da cuenta de que la mitad de los ocupados (incluyendo formales e informales) gana menos de $ 4500, cifra que, según la última estimación de FIEL, no cubre una canasta básica de pobreza para una familia de cuatro personas (vale $ 4988,70). A principios de 2013, la mitad de los ocupados ganaba menos de $ 3700: esa cifra también avanzó menos que la inflación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.