Calma y subas en los mercados financieros

Negocios selectivos en la plaza bursátil
Javier Blanco
(0)
18 de diciembre de 2001  

Las acciones siguen siendo el instrumento preferido de los ahorristas que buscan dejar atrás la inmovilización de sus depósitos bancarios y, a la vez, encontrar un tipo de inversión que les brinde mayor seguridad.

Esto volvió a comprobarse ayer en la Bolsa porteña, donde una activa corriente de demanda por parte de los pequeños inversores (aunque menor que en los días previos) favoreció la sexta suba, que esta vez alcanzó al 1,54%, en el índice Merval. De esta manera, la Bolsa lleva acumulada una ganancia del 26,7% en lo que va del mes, aunque pierde un 38,4% si la cuenta se hace desde que comenzó este año.

Los papeles preferidos en ese esquema siguen siendo los de Perez Companc (+1,3%) y Siderca (+4%). "Al holding energético se lo ve como más seguro, porque es, lejos, el más líquido y tiene una parte importante de ingresos derivados del petróleo", explicaron en MBA Banco de Inversiones. Ambas acciones son funcionales a dos propósitos: actúan como refugio de valor (tienen asegurado un flujo de divisas por sus ventas en el exterior) y son un vehículo adecuado, además, para los que buscan una puerta de salida para su dinero vía Nueva York.

"Esta suba muestra que el ahorrista aprecia menos elementos confiscatorios en las acciones que en los plazos fijos", subrayó Darío Lewkowicz, de Exprinter Administradora de Valores.

Pero lo mejor del día fueron los bonos. "El mercado parece estar adelantando un acuerdo político que beneficie las negociaciones con el FMI", señaló Leopoldo Olivari, de Bacqué Sociedad de Bolsa.

El mejor clima en ese sector no se reflejó en el riesgo país: quedó en 4127 puntos, 30 unidades abajo de los registros del viernes. Entre los que más subieron se destacaron los globales de corto plazo. El 2008 subió casi 2,5%, a US$ 30,50. Las tasas interbancarias se mantuvieron en los rangos del viernes: del 8 al 11% en dólares a un día.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.