Cambio de hábito para ahorrar: las mujeres gastan menos en peluquería y más en productos masivos