Almacenaje en origen, una inversión rentable