Gente de campo. Andrés Mendizábal sigue el legado de su abuelo