Aplicar fungicida no es gasto, es invertir

Faltan lluvias, pero las enfermedades persisten en Córdoba
Gloria Viotti
(0)
2 de febrero de 2013  

Tras observar cultivos de maíz de siembras tardías en el centro y norte de Córdoba se puede afirmar que, aunque muchas zonas están pasando o aún continúan con un período de un mes sin lluvias, no es correcto pensar que las enfermedades están ausentes.

Se implantó un gran abanico de híbridos, con diferentes susceptibilidades a las dos principales enfermedades foliares: Roya común y Tizón. Algunos de ellos son particularmente susceptibles, pero por cuestiones de adaptación a la zona, porque "quedaron bolsas del año anterior", o simplemente por el gusto del productor, están sembrados.

En los materiales con poca resistencia a enfermedades foliares, ya se han observado síntomas en los lotes, con diferente intensidad. En algunos casos, ya hay más de una hoja con manchas de Tizón en la misma planta, e incluso dos manchas por hoja. En cuanto a Roya, la situación es similar ya que se registran pústulas abiertas en dos o tres hojas por planta.

Los híbridos tolerantes apenas han mostrado una o dos pústulas de roya en las hojas basales, aun cuando la humedad ha sido escasa. En ambos casos, los maíces tardíos están en plena etapa vegetativa, sin embargo, el inóculo de las enfermedades ya está presente y las decisiones deberán tomarse rápidamente antes de que las lluvias comiencen a aportar condiciones favorables para un rápido avance de estos verdaderos reducidores de área foliar.

Miradas diferentes

Las manchas de Tizón pueden tomar dimensiones importantes en los materiales más susceptibles y el hongo causal es más difícil de controlar químicamente que las royas. Es por ello que la decisión de realizar una protección química (aplicación de fungicidas) no deberá retrasarse esperando los estadíos reproductivos. En estos casos, la limitación de fuente para llenar los granos por pérdida temprana de área foliar favorecerá el vuelco de las plantas al final del ciclo.

En cambio, el los híbridos con mejor comportamiento se podrá retrasar esta decisión, sin dejar de "mirar el lote" semanalmente.

La supresión temprana del inóculo es la mejor herramienta para que las enfermedades no proliferen en el lote. La aplicación de un fungicida debe ser una inversión, no un gasto.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.