Argentina obtiene créditos por más de US$ 50 millones para desarrollo rural

Cecilia Figueroa, de la comunidad mapuche Currumul, paraje Quillén, del departamento de Aluminé, en Neuquén; y Eduardo Nieva, cacique de la comunidad de Amaicha del Valle, que conforma el pueblo de la Gran Nación Diaguita, en Roma.
Cecilia Figueroa, de la comunidad mapuche Currumul, paraje Quillén, del departamento de Aluminé, en Neuquén; y Eduardo Nieva, cacique de la comunidad de Amaicha del Valle, que conforma el pueblo de la Gran Nación Diaguita, en Roma.
Fue anunciado en el cierre del Foro de Pueblos Indígenas del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola en Roma; se destinarán a productores del Norte y a la producción caprina
Elisabetta Piqué
(0)
15 de febrero de 2017  • 12:08

ROMA.- No es cosa de todos los días degustar en la ciudad eterna comidas y vinos elaborados por la comunidad Amaicha del Valle Calchaquí de la provincia de Tucumán. Pero ocurrió anteayer, en el cierre de la Tercera Reunión Global del Foro de Pueblos Indígenas del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), que tuvo lugar en esta capital.

Durante este evento argentino, el embajador Claudio Rozencwaig, representante permanente de la Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y el FIDA dio una buena noticia. Al destacar los importantes proyectos del FIDA para el desarrollo rural de nuestro país, adelantó que, de acuerdo a los programas aprobados por la junta ejecutiva del organismo en los últimos meses, la Argentina podrá recibir financiamiento por más de US$ 50 millones. ¿El objetivo del crédito? Programas destinados a la integración de productores del norte argentino en las cadenas de valor y al fortalecimiento de la producción caprina en el país.

“Los créditos conseguidos permitirán mejorar la vida de nuestra población rural tanto en el norte, como en Mendoza y Neuquén, a través del acceso a microcrocréditos, ayudando a colocar los productos en los mercados y favoreciendo el arraigo de las poblaciones a su tierra”, dijo Rozencwaig a LA NACION, sin ocultar satisfacción.

El ingeniero Alejandro Gennari, coordinador ejecutivo de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), que es el organismo que coordina la ejecución de los proyectos, explicó por su parte que fue gracias a los fondos del FIDA y “el fuerte compromiso del gobierno nacional con el desarrollo de las economías regionales”, que pudo desarrollarse la bodega comunitaria de los Amaicha, la primera en Sudamérica, cuyos vinos se comercializan actualmente a nivel nacional.

El FIDA es un organismo que se ocupa del desarrollo rural en el mundo y tiene importantes programas en varias provincias argentinas, en particular en el norte del país. En el caso de la comunidad Amaicha, recibe financiamiento del FIDA y del gobierno nacional a través del Programa para Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI), un programa de US$ 112 millones, de los cuales la mitad son aportados por el FIDA.

Asistieron al Foro de Pueblos Indígenas Eduardo Nieva, cacique de la comunidad de Amaicha del Valle, que conforma el pueblo de la Gran Nación Diaguita, según explicó; y Cecilia Figueroa, de la comunidad mapuche Currumul, paraje Quillén, del departamento de Aluminé, representante del consejo zonal Villa Pehuenia, de la provincia de Neuquén. Con sus trajes típicos, ellos fueron los protagonistas del evento argentino, en el que se mostraron emocionados por haber viajado por primera vez a Roma y agradecidos por poder mostrar en un escenario internacional sus productos. Entonces, hubo gran presencia de embajadores de otros países, que no ocultaron su grata sorpresa al saborear por primera vez no sólo vino indígena argentino, sino también deliciosas empanadas y pan hecho con harina de algarrobo, toda una novedad en estas latitudes.

Hoy, junto a los demás participantes del Foro de Pueblos Indígenas, Nieva y Figueroa fueron recibidos en audiencia por el Papa, a quien le entregaron, orgullosos, su vino.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.