Australia no escapa a la concentración

En 1980 había 21.000 tambos; en 2007 quedaron 8000
(0)
12 de diciembre de 2009  

En Australia, el contingente visitó el Ellinbank Dairy Research Center, un centro estatal con sede en el Estado de Victoria, el cual posee alrededor de 5000 tambos de los 8000 que existen a nivel nacional.

Australia no fue la excepción del fenomenal proceso de concentración que se viene registrando en el sector agropecuario de muchas naciones: en la zona centro les indicaron que en 1980 había 21.000 tambos que producían 5415 millones de litros de leche, mientras que en 2007 sólo había 8000 tambos que generaron 9293 millones de litros.

Otro dato es que los últimos años fueron muy secos en las regiones tamberas de Victoria y esto generó un abismo entre los productores lecheros de secano y aquellos que cuentan con equipos de riego.

La dieta promedio de un tambo en Victoria se compone de 3500 kilos por año de materia seca procedente del forraje por vaca en ordeño, 1500 kilos de concentrados y unos 1000 de heno/silo. Las cargas en secano oscilan entre 2,25 y 2,50 VO/ha, mientras que en planteos con riego llegan a 4,9 VO/ha.

En Australia lo que obsesiona a los lecheros es prácticamente lo mismo que preocupa a los de Nueva Zelanda: la única (gran) diferencia es el factor climático. "Cuando salimos de Nueva Zelanda, nos fuimos pensando en todo lo que nos faltaba para llegar a tener algo similar a lo de ellos; pero afortunadamente en Australia pudimos relativizar esa sensación, porque a sólo tres horas y media de vuelo vimos cuán condicionantes eran las diferencias climáticas", explicó Frezza.

Por ejemplo: visitaron el campo de John Versteden, un establecimiento de 200 hectáreas con 600 vacas en ordeño que producía 450 kilos de sólidos por vaca y por año. Si bien el promedio histórico de lluvias de la zona era de 1200 milímetros anuales, su distribución era bastante irregular: en los últimos dos meses de enero habían caído menos de 10 milímetros.

El tambo de Versteden era del tipo "espina de pescado" con 36 bajadas. Tenía dos empleados y un rodeo Holando con cruzas de base genética australiana. Las praderas eran de raigrás (90% perenne + 10% italiano bianual) combinadas con trébol blanco; estaban hechas para durar 8 a 9 años, pero el año pasado el productor tuvo que resembrarlas todas por la seca. Se desmalezan una vez al año para retrasar la floración del raigrás y se fertilizan con nitrógeno (no con fósforo, elemento que registraba niveles de 24 a 44 ppm por el método Olsen). "El excedente de pasto se ensilaba, pero no mucho, porque este productor consideraba más rentable que la vaca coma todo el pasto que se produce; no le gustaba hacer silo", recordó Garat.

Livestock Improvement, una compañía integrada por productores, es el principal centro de inseminación de Nueva Zelanda. Provee de semen fresco a más del 90% de los productores neocelandeses (tiene duración de unos cuatro días). Además, tienen una reserva de semen congelado para el caso de que algún evento climático impida entregar el semen fresco en tiempo y forma. La empresa brinda a sus clientes un programa de manejo reproductivo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.