Buryaile dijo que mejoró la situación del campo, pero reconoció que las economías regionales tienen problemas