Suscriptor digital

Cae fuerte la producción de peras y manzanas y una plaga complica las ventas a Brasil

Los productores reclaman asistencia
Los productores reclaman asistencia Crédito: Shutterstock
Gabriela Origlia
(0)
21 de febrero de 2019  • 14:31

La Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén reclamó al ministro de Producción, Dante Sica, una serie de medidas "de urgencia" para las pymes. Plantearon que, aunque la suba del mínimo no imponible para las contribuciones patronales ayuda, no alcanza para superar la crisis del sector, ya que la cosecha no se terminará por las plagas que se registran y que, además, dejan a la actividad "al borde de perder el mercado brasileño".

Tres son las medidas urgentes que plantearon: un aporte no reintegrable de $1,50 por kilo de fruta para compensar parte del costo de la cosecha, más aun teniendo en cuenta el aumento del 42% que se le reconoció a la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados a los empleados para la cosecha 2019. La Federación ya dijo ante Trabajo que "no podía pagarlo".

También le solicitaron la prórroga de los créditos Fondagro para tareas de poda y sanidad otorgados a productores de peras y manzanas en 2017. Pidieron disponer la refinanciación con un plazo de tres años de gracia y siete para la devolución a tasa cero. Insistieron en que la imposición de retenciones cambió las condiciones del sector y que esto significa una reducción de 35% en lo que recibe el productor.

Además, la Federación sostuvo que los exportadores trasladaron al eslabón primario la baja de los reintegros que les aplicó el gobierno nacional. Otro pedido es la prórroga de la emergencia económica por dos años para la cadena de producción de peras y manzanas.

Federico Sacheri, integrante de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, señaló que este año hay una pérdida de producción del 20 al 30% en la actividad, con una fruta de menor calibre debido a las bajas temperaturas en primavera.

En tanto, Carlos Zanardi, presidente de la Cámara de Productores de Fernández Oro, consideró que 2019 es el "peor" año para el sector. Además de la cuestión económica, hay preocupación porque por la plaga de la carpocapsa Brasil, que no la tiene, ya frenó varios envíos.

Por los mayores costos se complicó la actividad de los productores
Por los mayores costos se complicó la actividad de los productores

"El sector exportador es el principal responsable del control de la mercadería que sale; Brasil es uno de los mejores mercados y no podemos correr el riesgo de perderlo", dijo. "El combo termina siendo muy complicado; los productores no quiebran, directamente desaparecen", sintetizó.

Freno

Unas 147 toneladas de frutas fueron rechazas por Brasil por registrarse larvas vivas de carpocapsa en las peras y manzanas del Alto Valle de Río Negro. La tolerancia brasileña a la plaga es cero y hasta tanto no se resuelva la situación los envíos están prácticamente frenados.

El presidente de la Federación, Sebastián Hernández, explicó que se están realizando reuniones con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para avanzar en soluciones. Entiende que la situación se da por los problemas económicos que atraviesan los productores. "Muchos han dejado de hacer tareas culturales, debido a la suba del dólar, los productores terminaron haciendo menos curas", señaló.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?