Campo de excelentes condiciones

(0)
28 de febrero de 2004  

El establecimiento El Asombro, en donde se desarrollarán las demostraciones dinámicas de la ExpoChacra, se encuentra en una de las mejores zonas agrícolas del país, en el Departamento Villa Constitución, al nordeste de la localidad de Theobald, en la provincia de Santa Fe.

El suelo comprende las áreas planas comprendidas entre los Arroyos Pavón y del Medio, y entre esta última vía de agua y la localidad de San Nicolás. El relieve es en general plano a muy suavemente ondulado con pendientes que no superan el 0,5 por ciento, con escurrimiento lento a medio y muy lenta permeabilidad.

Fertilidad natural

Esta conformación evidencia un suelo con alta fertilidad natural, aunque la explotación agrícola prolongada e intensa, que se desarrolló en el transcurso de varios decenios ha conducido a un deterioro de sus propiedades físicas.

"Se trata, en muchos casos, de pequeñas explotaciones que por más de 40 años y en algunos casos, se llega a 100 años, en los que se hace agricultura sobre agricultura, sin practicar la rotación con la ganadería", explicó a LA NACION Agustín Brasun, responsable técnico del establecimiento y, junto con Silvana Roccabruna, de la muestra dinámica.

El establecimiento está inserto en la zona núcleo de producción maicera y sojera. "Su suelo está calificado como de clase 1, es decir, de los mejores que hay en la zona, con muy buen porcentaje de materia orgánica", agregó el profesional.

Se trata de suelos con ninguna o leves limitaciones que restringen su capacidad de uso.

El perfil del suelo es arcilloso limoso. No es arenoso. "Así se demostró en la presentación del campo antes de que entraran a sembrar los semilleros en una calicata (corte vertical del suelo) que se realizó en el campo", sostuvo Braun.

Asimismo explicó el responsable técnico del campo que en el establecimiento ya se están cosechando maíces precoces de la variedad Morgan M9 con rendimientos que llegan a "la excelente" marca de 100 quintales por hectárea.

Las lluvias

El clima de la región es templado y las precipitaciones oscilan entre los 1100 y 1200 milímetros anuales, recibiendo los cultivos de verano lluvias aproximadas a los 825 milímetros (en el período septiembre-marzo).

La temperatura máxima media anual es de 22,8 grados centígrados y la mínima media de 11,3, siendo la fecha promedio de primera helada agronómica el 2 de mayo y la última el 6 de octubre, según datos correspondientes a la serie histórica 1965-2002.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.