Cargill fabricará superfosfato simple

Lo hará en una nueva planta en San Martín, Santa Fe
(0)
24 de abril de 2004  

La empresa Cargill División Nutrición de Cultivos comenzará a fabricar en la Argentina superfosfato simple.

"Conocido como SPS, este fosfato se va a manufacturar en poco tiempo más en nuestra planta de San Martín, Santa Fe", comentó Eddy Fay, gerente general de la mencionada división de la firma.

La concepción de la nueva planta es simple. "Se importa la roca fosfórica, se la hace reaccionar con ácido sulfúrico y, con ello, se fabrica el SPS en nuestro país. El costo total de la planta necesaria para la fabricación será de 20 millones de dólares, 5 de los cuales están destinados a tratamiento de los efluentes y al cuidado del medio ambiente", explicó Fay.

La inversión en la instalación de una fábrica de superfosfato simple se encuadra dentro los 200 millones de dólares que la empresa decidió destinar para la ampliación de instalaciones industriales y portuarias y la construcción de una nueva planta de molienda de soja.

"El fósforo no va a depender más de un barco que viene por el océano Atlántico; se va a fabricar en la Argentina", enfatizó Fay, quien añadió: "La fabricación de fosfato representa un hito histórico para nuestro país". Según el ejecutivo, la capacidad de producción de la planta que estará lista a mediados de 2005 será de unas 250.000 toneladas.

Beneficios

"Nuestro objetivo es fabricar fosfato de buen costo y calidad por unidad de nutriente. La adición de este elemento, más el azufre, puede cubrir las necesidades básicas de la soja", explicó Fay, al tiempo que remarcó: "Los productores se verán beneficiados por la especificidad del producto, ya que va a contener los elementos mencionados anteriormente, lo que resulta de uso ideal para la oleaginosa. Por otra parte, al fabricarse en la Argentina no va a resultar necesario recurrir a aumentar los stocks ante una posible escasez. Finalmente, se podrá observar un mejor manejo de la logística, porque se evita la necesidad de traer productos desde Egipto, por ejemplo". En una segunda etapa se piensa adicionar otros elementos al fosfato simple, como el boro y el zinc.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.