Con la cabeza y los pies en el Suelo

Fuente: Archivo
El proyecto de ley de Mejora de los Suelos busca promover la agricultura sustentable
María Fernández González Sanjuan
(0)
21 de mayo de 2016  • 00:00

Las coyunturas que han condicionado las decisiones de producción durante varios años han sido superadas. Ahora debemos volver a desafiarnos para maximizar rendimiento y calidad, cuidando el ambiente. Venimos de una campaña donde la aplicación de fertilizantes se retrotrajo a niveles del 2003/04, con un consumo de 2.500.000 toneladas. Estos niveles de aplicación no sólo limitaron los rendimientos sino que fueron determinantes en los serios problemas de calidad, especialmente en trigo. La campaña 2016/17 se pronostica distinta, el cambio de expectativas ya se reflejó en los despachos de fertilizantes de los primeros bimestres donde se calcula un aumento del 20% respecto al mismo periodo del año anterior. Pero esto es solo el comienzo, en Fertilizar proyectamos un consumo año de 3,3 Millones de toneladas. Aunque esto solo sea una recuperación parcial de la aplicación de tecnología, aunque todavía estamos lejos de un balance de nutrientes y de la superficie sembrada con gramíneas que asegure un aporte de materia orgánica a nuestros suelos, celebramos el cambio de tendencia.

En Fertilizar nuestras acciones se proyectan en post de promover un modelo de agricultura sustentable, que incluya a la fertilización como una tecnología que mejora la productividad preservando los recursos naturales. Así, la conservación del suelo es uno de los ejes más importantes de nuestro trabajo y un medio para lograr una mayor producción agrícola en nuestro país. Por eso, consideramos que iniciativas que tengan como objetivo la preservación y mejora de la fertilidad de los suelos agrícolas deben ser desarrollas e implementadas.

El proyecto de Ley Mejora de los Suelos Agropecuarios, que surgió a partir del trabajo interdisciplinario de diferentes profesionales y expertos sigue esta línea. Fue aprobado en Cámara de Diputados de la Nación y aún resta ser tratado en Cámara de Senadores. Este proyecto, que será de adhesión voluntaria, se materializa mediante una desgravación impositiva en el uso de fertilizantes, utilizando este incentivo para estimular los planes de siembra realizados por un profesional, involucrar al dueño de la tierra como responsable de los planes y promover las Buenas Prácticas Agrícolas. El objetivo es lograr una corrección de dosis utilizadas, un aumento de la proporción de gramíneas, una mayor cobertura y una menor erosión. Esto se traducirá en una recuperación de fertilidad de los suelos aumentando el nivel de materia orgánica.

En Fertilizar tenemos la convicción que los esfuerzos presentes tendrán un impacto positivo en las generaciones futuras. Por eso apoyamos este tipo de iniciativas así como también la difusión mediante publicaciones como este suplemento.

En Fertilizar, tenemos la cabeza y los pies en el Suelo.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.