Después de 43 años, la Argentina volvió a importar trigo el viernes pasado