El abecé de la siembra de pasturas y las altas producciones de carne

El manejo de la pastura ayuda a mejorar los resultados
El manejo de la pastura ayuda a mejorar los resultados Crédito: Gentileza M. Arnaude
(0)
5 de marzo de 2019  • 02:46

El cultivo de pastura es un excelente recurso para la ganadería y de alta calidad cuando es combinado con un manejo eficiente. Hemos medido, solo a pasto, producciones anuales de carne superiores a 300 y 800 kilos en cría y recría respectivamente.

Estos resultados permiten amortizar la inversión de la pastura en el año de implantación cuyo costo es de entre 150 y 200 kilos de carne según las especies. El punto de partida es la siembra, la oportunidad es una y debemos dar en el blanco.

Para ello, la fecha de siembra recomendable se ubica sobre fin de verano e inicio de otoño. Previo a ello, el productor debe tener presente la elección y limpieza del lote, el objetivo de la pastura y con esto la elección de especies, la siembra propiamente dicha y el control de la misma.

Lo anterior es de suma importancia ya que durante el primer año más de la mitad de las pasturas no logran el stand de plantas sugerido y, además, compiten con malezas parcialmente controladas. Esta combinación "letal" afecta la producción de forraje y persistencia de la pastura.

Las claves para el éxito son: considerar a las pasturas como verdaderos cultivos de especies forrajeras, preparar el lote con al menos dos años de anticipación rotando cultivos, verdeos o lo que el suelo permita para lograr el control de malezas difíciles o "limpieza" del mismo.

Solo a pasto se han logrado altas producciones de carne
Solo a pasto se han logrado altas producciones de carne Crédito: G. Arnaude

Además, hay que sembrar en la fecha recomendada y las especies forrajeras elegidas deben ser de calidad. Aquí la pureza y el poder germinativo son fundamentales. Debemos lograr plantas por metro cuadrado, como por ejemplo 300 de festuca y 50 de trébol blanco para el caso de esta mezcla tradicional, estar atentos a los primeros pastoreos y mediante manejo lograr una rápida cobertura del suelo sin pérdida de forraje por senescencia o muerte de hojas.

Con la pastura ya implantada y en pleno aprovechamiento, el manejo del pasto será el determinante en los resultados físicos de la pastura o producción de carne en el sistema ganadero.

El autor es ingeniero agrónomo, egresado de la Facultad de Ciencias Agrarias de Balcarce y asesor privado de empresas ganaderas

Manuel Arnaude

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.