"El agro tocó piso y va a recuperarse"

El funcionario aguarda con esperanza los próximos meses para el sector; "comprendo la ansiedad del productor, pero no puedo solucionar en tres meses lo que se destruyó en 10 años", dijo
El funcionario aguarda con esperanza los próximos meses para el sector; "comprendo la ansiedad del productor, pero no puedo solucionar en tres meses lo que se destruyó en 10 años", dijo
(0)
25 de marzo de 2000  

Llegar a la Secretaría de Agricultura fue para Antonio Berhongaray el mayor desafío que debió enfrentar en su prolongada carrera política.

El campo atraviesa la mayor crisis de su historia y la administración de la Secretaría estaba hundida en un descontrol, producto del botín político en el que se había convertido durante el año anterior.

"El productor estaba impaciente y preocupado esperando el cambio de Gobierno, como un enfermo que aguarda al médico, pero lo que nosotros podemos hacer, al igual que un médico, es intentar una recuperación, pero hay enfermos que no se curan en poco tiempo y hay otros que son incurables", señaló Berhongaray, en una entrevista con La Nación .

La mayor enfermedad que tiene el campo en este momento es la falta de rentabilidad y los problemas para ingresar en los mercados externos por las crisis financieras mundiales, que debilitaron la demanda de nuestros principales clientes.

Ya pasaron más de 100 días desde que Berhongaray se hizo cargo de la secretaría y la crisis del campo no afloja. La tarea más dura parece haber pasado, aunque reconoce que el reordenamiento del organismo aún no terminó.

Su objetivo ahora es comenzar a desarrollar medidas para recuperar la rentabilidad del campo.

Señales optimistas

El mercado brasileño, tan beneficioso en su momento para aumentar las exportaciones, se volvió en contra después de la devaluación del real.

Para Berhongaray "el campo ya tocó piso y va a empezar a recuperarse" y basó esta reflexión optimista en los siguientes puntos:

  • "Según datos de hace una semana, ya se refinanció más de un tercio de los productores, por más de 400 millones de pesos, y en ExpoChacra se hicieron negocios por 200 millones de dólares. Esas son señales ¿no?"
  • "El costo del dinero va a bajar para el campo. Hace 50 años que las tasas para los créditos hipotecarios no estaban por debajo del 10 %, como ocurre ahora, y esta situación habitualmente se traslada a los prestamos prendarios y a los comunes. En este último estará involucrado el campo."
  • "Estamos analizando aumentar los reintegros a las exportaciones, para apoyar la reducción de los costos de producción".
  • Los reclamos en el interior

    Pese a que las medidas adoptadas en tres meses fueron más que todas las de 1999, la grave crisis que afecta a los productores hace insuficiente este paquete de disposiciones.

    Por ello, la relación del nuevo Gobierno con el campo atraviesa por situaciones disímiles. Por un lado, el diálogo de las principales entidades con el secretario y, por el otro, representaciones de segunda línea, que se movilizan en el interior, como el caso de los azucareros, en Tucumán o la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) en su región de influencia.

    "Comprendo la ansiedad del productor, pero no puedo solucionar en tres meses lo que se destruyó en 10 años", dijo el secretario ante la posibilidad de las primeras manifestaciones de protesta de los hombres de campo.

    Una de las últimas novedades de su gestión es la creación de la Dirección de Economías Regionales, a cargo de Facundo Etchebehere, un hombre de mucha confianza del funcionario pampeano, que ya comenzó a acumular expedientes con los reclamos de las regiones más golpeadas.

    El tema Brasil

    Berhongaray pierde los estribos con quienes critican su política con Brasil. En su primer encuentro con el ministro brasileño, Marcos Pratini de Moraes, los representantes del campo criticaron una supuesta posición débil de nuestro país.

    "A ver, dígame después de esa reunión, ¿en qué perdimos? Estoy muy conforme, hasta ahora, con los resultados de ese encuentro, porque tras él los problemas que había en las aduanas se superaron", replicó Berhongaray, quien reconoció que el tema de los pollos fue el más complicado de negociar.

    Y el funcionario fue más allá con el tema Mercosur. "Es cierto que tenemos una desventaja en el tipo de cambio con Brasil, pero también tenemos ventajas en la mano de obra especializada, en el costo de la energía, en la estabilidad monetaria, y en algo que se habla muy poco, el idioma", explicó.

    Así como actualmente el Gobierno está lanzado en las negociaciones con Brasil por el relanzamiento del Mercosur, para Agricultura es un tema vital, debido a que las exportaciones agropecuarias a ese país son elevadas.

    Las temas más cruciales

    Como nunca antes había sucedido, Berhongaray se encontró en la Secretaría con que todos los sectores del campo estaban en problemas, por un motivo u otro.

    Por eso, uno de sus primeros objetivos que se fijó para esta gestión fue "devolverle la competitividad al campo".

    En el Congreso, en tanto, está en elaboración la ley lechera y el proyecto para elevar el rango de la secretaría, aunque este último tema, ante tantos problemas, quedó en un segundo plano.

    ¿Cómo se logra mejorar el ingreso de los productores, que, asimismo, es el principal reclamo de las entidades? Primero con tiempo, algo que el productor no está muy dispuesto a esperar.

    Esto es lo que genera la mayor rispidez, porque quienes conocer "la cocina" del gremialismo agropecuario señalan que el límite que tiene Berhongaray para dar más señales para el sector es mayo próximo.

    "Con el fomento de las exportaciones, con el aumento de los reintegros, la reducción del costo del dinero y la rebaja en el precio del gasoil buscamos bajar el costo de producción en el campo", apuntó Berhongaray.

    Si bien hay sintonía entre el campo y el funcionario pampeano, aún hay notas que desentonan. La impaciencia del sector puede ser fuente de conflicto y, en tanto no surjan medidas contundentes que provoquen un cambio de ánimo en el productor estará latente la situación de conflicto.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.