El agua es un límite constante

(0)
28 de octubre de 2000  

"¿Saben ustedes cuántos litros de agua proveniente del suelo se necesitan para lograr 100 quintales de maíz por hectárea?", preguntó a la audiencia Rodolfo Gil, técnico de suelos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Castelar.

Realmente, la pregunta hizo pensar a todos los asistentes de la tribuna levantada en medio del lote El Santuario, en la estancia La Corona, en Carlos Casares .

Luego de sucesivas aproximaciones, razonamientos y comentarios se llegó a la conclusión de que con necesidades de 600 milímetros son necesarios unos seis millones de litros por hectárea.

Este valor tuvo la fuerza de movilizar a muchos asistentes.

El agua sigue siendo uno de los factores que limitan la producción agropecuaria en la Argentina.

Los sistemas de manejo agronómico disponibles en la actualidad pueden ayudar mucho a mitigar los problemas ocasionados en las explotaciones por la falta de agua.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.