El alza del dólar no benefició al campo

El campo es el principal generador de divisas genuinas
El campo es el principal generador de divisas genuinas Fuente: AFP - Crédito: Juan Mabromata
Carlos Iannizzotto
(0)
30 de marzo de 2019  • 01:00

Después de los fuertes movimientos cambiarios que tuvieron lugar las últimas semanas, sumados a las importantes variaciones durante el año pasado, volvemos a poner la mirada sobre la competitividad. Siempre se asocian los movimientos del dólar (tipo de cambio nominal) con la facilidad que tiene nuestro país para salir a competir en el comercio internacional.

En el caso de la Argentina, el sector agropecuario es, históricamente, el principal generador de divisas genuinas de la economía, razón por la cual se menciona que una mejora en este sentido automáticamente se traduce en un mayor volumen de exportaciones del sector, siendo así la solución a todos sus problemas. Pero la realidad es otra. La suba del dólar no benefició al campo.

La situación económica de la agroindustria no depende pura y exclusivamente del tipo de cambio real. Incluso, muchas empresas resultan muy perjudicadas ante las fuertes devaluaciones debido a que sus insumos están mayormente dolarizados, mientras que sus productos se destinan, principalmente, al mercado interno, el cual se encuentra muy golpeado por estos días.

Desde Coninagro entendemos la competitividad de las economías regionales como un fenómeno sistémico, en el que las características del territorio en el cual se desenvuelve la actividad productiva, las variables socioeconómicas vigentes del país y los factores intrínsecos de cada economía regional determinan su competitividad. En el tipo de cambio real influyen la presión tributaria, la infraestructura, el nivel educativo de la mano de obra, la coyuntura macroeconómica e institucional, la disponibilidad de recursos naturales y el clima, por mencionar algunos ejemplos.

Junto con la consultora Ecolatina, hemos construido el Índice de Competitividad de las Economías Regionales (ICER), con el objetivo de no solo clarificar la situación de cada actividad agropecuaria, sino aportar una herramienta para la formulación de políticas públicas. Este índice está compuesto por siete dimensiones que consideran 24 indicadores, con un alcance de 18 economías regionales.

Según el ICER, la variación interanual del IV trimestre de 2018 muestra una caída del -3,4%, debido a cuestiones relacionadas con la infraestructura (-30,2%), el entorno macroeconómico e institucional (-20,6%), el desempeño económico (-7,8%) y la población (-4,0%).

Así, el desempeño de las economías regionales se vio afectado por un marcado incremento en los costos por sobre la inflación como consecuencia de la depreciación cambiaria (combustible, energía eléctrica e insumos) y por la imposibilidad de transferir dicho aumento al precio en su totalidad, debido al comportamiento anémico de la demanda interna. Los efectos negativos mencionados dieron como resultado que 15 de 18 economías regionales reflejaran variaciones negativas, lo que marca la compleja situación que están viviendo, más allá de la mejora observada en el tipo de cambio real. Entre ellas se destacan el maní (-18,8%), la carne bovina (-11,0%) y el vino y el mosto (-10,3%).

El difícil panorama que está viviendo el sector, así como el país, nos motivó en la conformación de la ley de promoción de economías regionales, que ya tiene estado parlamentario. A través de las distintas medidas consideradas, tanto de corte fiscal y financiero como de acceso a los mercados, por mencionar algunos ejes, buscamos apuntalar al sector agropecuario como motor de desarrollo. Trabajando en conjunto el sector público y el privado, les daremos solución a problemas sociales, territoriales y económicos que arrastra la Nación desde hace décadas, construyendo así un futuro mejor para los argentinos.

El autor es presidente de Coninagro

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.