El avance de la cosecha en EE.UU. provocó la caída del valor de la soja

Las bajas resultaron próximas a los 3 dólares en la Bolsa de Chicago; en la zona de Rosario las fábricas ofrecieron $ 2250 por tonelada, 50 pesos menos que el viernes pasado
Dante Rofi
(0)
21 de octubre de 2014  

Por segunda rueda consecutiva, los precios de la soja cerraron en baja ayer en la Bolsa de Chicago, producto del avance de la cosecha estadounidense 2014/2015, que contó con el beneficio de un clima seco durante el fin de semana. Además, influyó en la tónica bajista la previsión de lluvias por debajo de los registros normales sobre las principales zonas agrícolas en los próximos días.

Las pizarras del mercado estadounidense mostraron quitas de US$ 2,75 y de 2,76 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 346,96 y de 349,89 dólares por tonelada. Durante la rueda, los fondos de inversión especuladores se desprendieron de unos 4000 contratos, equivalentes a 544.320 toneladas.

Según las previsiones de los climatólogos, durante la presente semana habrá lluvias muy débiles y dispersas, que no complicarán el progreso de los trabajos de cosecha en el Medio Oeste de los Estados Unidos. Asimismo, en los reportes de 6 a 10 días, se prevén temperaturas más elevadas de lo normal y precipitaciones por debajo de las marcas usuales para la época del año sobre las zonas de producción de granos gruesos.

Tras el cierre de las operaciones en Chicago, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) le dio la razón a los operadores, al confirmar el buen ritmo semanal de la cosecha, con un avance general sobre el 53% de la superficie apta (como se amplía por separado).

La caída de los precios de la soja, no obstante, no fue mayor por la lentitud con que está llegando la mercadería cosechada al circuito comercial. Esto responde a la decisión de buena parte de los productores estadounidenses, de esperar por mejores valores para entregar el grano, en una campaña en la que deben enfrentar costos más elevados para transportar la cosecha por la elevada demanda de fletes, no sólo de granos, sino también de petróleo.

En ese sentido, y en momentos en que se levantan sendas cosechas récord de soja y de maíz, ayer la agencia Reuters informó que la congestión de vías ferroviarias causada por la creciente demanda de transporte de petróleo por tren disparó las tasas desde 200/300 dólares por cada vagón de 100 toneladas hace poco mas de un año, a cerca de 5000 dólares esta temporada de cosecha. Los costos de las barcazas también se encuentran en niveles récord en algunas áreas estadounidenses. "Los agricultores no han pagado estos precios para trasladar su producción nunca antes", dijo a la agencia el analista Stephen Nicholson, de Rabobank, un importante prestamista agrícola.

Otro factor que limitó el descenso de las cotizaciones fue el atraso que evidencia la siembra de soja 2014/2015 en Brasil, donde la falta de precipitaciones ralentizó las tareas e incluso amenaza con obligar a muchos agricultores a resembrar campos en los que la falta de humedad afectó las semillas.

La tónica bajista externa también se reflejó sobre el mercado local, donde las fábricas iniciaron la semana con una oferta abierta de $ 2250 por tonelada de soja con entrega inmediata para las terminales de la zona de Rosario, $ 50 menos que el viernes pasado. "La disposición a pagar cayó hasta un nivel alejado de las pretensiones de la oferta, lo que se tradujo en muy pocos negocios", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Para destrabar la situación, algunos compradores elevaron sus propuestas hasta un rango de $ 2260 a 2290, pero con determinadas condiciones en cuanto a volumen y a forma de pago.

Si bien no hubo ofertas abiertas por soja de la próxima cosecha, con entrega entre abril y mayo, los interesados habrían propuesto entre 235 y 238 dólares por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones noviembre y mayo de la soja perdieron US$ 1,30 y 1,50, mientras que sus ajustes fueron de 274,90 y de 241 dólares por tonelada.

Respecto del maíz, el atraso de la cosecha estadounidense posibilitó una ligera suba de los precios en Chicago, donde los contratos diciembre y marzo sumaron US$ 0,10 y 0,19, al concluir la rueda con ajustes de 137,10 y de 142,41 dólares.

En la plaza local, los exportadores mantuvieron las propuestas del viernes pasado, de $ 1050 por tonelada de cereal para Bahía Blanca y de $ 950 para la zona de Rosario. La BCR indicó que la oferta por maíz de la próxima cosecha, con entrega entre marzo y mayo, bajó US$ 2 al pasar de 120 a 118 dólares por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron entre 890 y 1050 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago. En el Matba, las posiciones diciembre y abril sumaron US$ 2 y terminaron la jornada con ajustes de 123 y de 127 dólares por tonelada.

Acerca del trigo, el contrato diciembre en Chicago y en Kansas retrocedió ayer US$ 0,92 y 0,28, en tanto que su ajuste fue de 188,68 y de 220,83 dólares por tonelada, respectivamente. La reducida competitividad de la mercadería estadounidense en el mercado exportador fue uno de los fundamentos bajistas de la rueda.

Por trigo argentino disponible los exportadores volvieron a ofrecer $ 1100 en Rosario y $ 1200 por cereal con ph 78 y 10% de proteína. Los molinos pagaron entre $ 1150 y 1400. En tanto que el cereal de la nueva cosecha se cotizó a US$ 150 en Bahía Blanca y a US$ en Rosario, sin cambios.

La recolección de maíz sigue demorada

  • En su informe semanal sobre cultivos, el USDA relevó ayer el avance de la cosecha de maíz estadounidense sobre el 31% del área apta, contra el 24% del reporte anterior; el 38% de 2013 para la misma fecha, y del 53% promedio de las últimas cuatro campañas. Además, el dato oficial quedó por debajo del 34/37 por ciento previsto por los operadores. El organismo añadió que el 74% de las plantas está en estado bueno/excelente, lejos del 60% vigente un año atrás.
  • Acerca de la soja, el USDA relevó el progreso de la cosecha sobre el 53% del área apta, contra el 40% de la semana pasada; el 61% de 2013, y el 66% promedio. El dato oficial estuvo en línea con la expectativa de los operadores, que calculaban un avance sobre el 53/55 por ciento. El organismo mantuvo en el 73% la proporción de cultivos en estado bueno/excelente, muy lejos del 57% vigente a igual fecha de 2013.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.