En 2018 las exportaciones de carne crecieron 78%, pero la crisis golpeó al consumo interno

En 2018, la exportación de carne vacuna ascendió a más de 555 mil toneladas
En 2018, la exportación de carne vacuna ascendió a más de 555 mil toneladas
Fernando Bertello
(0)
8 de enero de 2019  • 19:18

Como empezaron el año así terminaron: imparables. Las exportaciones de carne vacuna cerraron 2018 con un volumen de 555.503 toneladas, un crecimiento del 78% respecto de 2017, y el mayor nivel en la última década luego de que en 2009 se colocaran unas 590.000 toneladas. Por otra parte, como punto negativo, en medio de la crisis económica y la pérdida de poder adquisitivo, bajó un 2,4% el consumo per cápita de este producto.

El dato sobre la performance de las ventas al exterior se desprende de un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra). Hasta noviembre pasado, según el relevamiento las divisas generadas por este negocio se ubicaban en 1778,5 millones de dólares, pero proyectado a diciembre inclusive habría totalizado los US$2000 millones en todo 2018, una mejora del 66 % contra 2017.

China y Rusia fueron clave para las ventas externas. Ambos países explicaron dos tercios de las exportaciones y representaron el 91,2% del incremento que registraron las exportaciones. Se trata de ventas a ese destino muy concentradas sobre la vaca y no sobre cortes de mayor valor que es lo que vienen anhelando los productores ganaderos para que el crecimiento de las exportaciones se pueda trasladar a ellos con mejores precios pagados por su hacienda.

En rigor, según destacó Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, cuando se realiza el desagregado del negocio allí se puede ver que 7 de cada 10 kilos exportados fueron de vaca, 5,5 kilos de ellos China, en tanto que el resto a Rusia, que volvió a ser un jugador importante como hacía años no se hacía notar en el mercado.

En 2005, antes de que el gobierno anterior comenzara a intervenir sobre el mercado de carnes con una política que fue disminuyendo progresivamente las ventas externas hasta dejarlas en una cuota anual de unas 200.000 toneladas, el país colocó unas 770.000 toneladas y eso representó que se exportó el 20% de la producción. Para el sector, volver a ese número, que se fue achicando hasta un 7,3% en 2015, era un objetivo. Ahora, según Ciccra, en 2018 se ubicó en el 18,2%, superando la marca del 11 por ciento registrada durante 2017.

Con este nivel de ventas externas, la Argentina cerró 2018 en el sexto lugar en el podio de exportadores, avanzando tres lugares con respecto a 2017. Para 2019 distintas previsiones privadas indican que el país podría quedar en el quinto puesto de exportadores.

Si bien resalta el dato positivo de las exportaciones, para Ciccra un tema preocupante es el crecimiento en la faena de hembras, que tocó el 48% en diciembre pasado y cerró en 45,5% cuando se considera todo el año. Se trata de los registros más elevados desde 2007/2009, cuando hubo un período de liquidación, En ese momento, primero por la pérdida de rentabilidad y luego por una sequía el país perdió en total unos 10 millones de cabezas. Para Schiariti, de nuevo "hay una liquidación", con vacas en plena producción que van al matadero y, entre otros motivos, las restricciones financieras están llevando a los ganaderos a desprenderse de ellas para hacerse de fondos.

Por ello, el dirigente pone una duda sobre el nivel de exportaciones para 2019. "Si la faena de hembras continúa en este nivel seis a siete meses más, no veo un aumento porque implica que estamos en liquidación", dijo. Además, alertó que podría haber en ese contexto una competencia entre consumo interno y exportación que tenga un impacto sobre los precios.

Consumo en baja

En cuanto al consumo interno de carne vacuna, de acuerdo al relevamiento de Ciccra el año pasado se ubicó en un nivel de 56,1 kilos por habitante, lo que representó una caída del 2,4 por ciento con respecto al promedio de 2017.

En materia de precios, en diciembre pasado los cortes vacunos en mostradores del Gran Buenos Aires que toma en cuenta Ciccra volvieron a aumentar un 0,9% con respecto a noviembre último y cerraron el año con un alza del 38,9 por ciento.

Subió más que el 37% de la carne de cerdo pero menos que el 67,3 por ciento de la carne aviar o el 47 a 48% con que cerraría la inflación del año pasado.

Para la entidad, la caída del poder adquisitivo es "consistente" con una retracción en las ventas que se está dando en los últimos meses en el mercado interno.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.