El entusiasmo de los tamberos contrasta con la desazón de 2002

Mejores perspectivas para la actividad
(0)
10 de mayo de 2003  

SAN FRANCISCO, Córdoba.- No hay dudas: el clima hoy predominante en el sector lechero no es el mismo que el de hace un año atrás. En 2002 cundían la desazón y los pronósticos más negros. Doce meses después, el ánimo entre los productores ha girado 180 grados y ese es el dato más palpable en Mercoláctea 2003, el principal acontecimiento del sector lechero argentino. La tercera edición de "la semana más lechera del año", organizada por la revista Infortambo y LA NACION, fue inaugurada anteayer y se extenderá hasta mañana, en las instalaciones de la Sociedad Rural local.

Ciento setenta expositores de insumos, maquinarias y servicios para el tambo y el agro en general, 411 reproductores y 360 vaquillonas de las razas lecheras Holando Argentino y Jersey, junto a un nutrido programa de capacitación le están dando marco a un renovado optimismo que se constata entre los actores de la producción láctea argentina.

Con cautela

El entusiasmo que se advierte entre los productores no se manifiesta de manera desmedida, sino más bien cautelosa. Sin embargo está latente en cada hombre de campo que recorre Mercolactea 2003, marcando así un rotundo contraste con el clima evidenciado el año pasado.

Lo testimoniaron, por ejemlo, César y Moisés Goldin, que tienen un tambo de 180 vacas que producen 3000/3500 litros diarios de leche en Rivera, provincia de Buenos Aires. El primero, un jóven de 30 años, le cuenta a LA NACION que Mercoláctea "es una muestra a nivel nacional muy importante y queríamos estar al tanto de las novedades técnicas y de las deciciones políticas que consideramos deben ratificarnos que estamos fijándonos un nuevo punto de partida".

Moisés, el padre, reconoce que la lechería "está mucho mejor que hace un año atrás, con otro nivel de precios y con otra perspectiva. No obstante, aún tenemos que trabajar para remontar un largo período de déficit y liquidación de empresas, para lo cual se precisa un compromiso en toda la línea: producción, industria y comercio, con una participación equitativa en la distribución de la torta".

También viajó varios centenares de kilómetros Clive Mulville, que posee dos tambos estacionados con 600 vacas en ordeñe en Tandil. "Estamos mejor que el año pasado", aseguró el productor. Mulville agregó que el movimiento de productores interesados en asegurar un futuro para el sector lo motivó a participar de la muestra.

Hasta los afligidos productores santafecinos se hicieron un tiempo para escaparse a San Francisco. Fue el caso de Raúl Bertinetti y Sergio Povolo, de Pilar, y Gabriel Kuchen, de San Jerónimo Norte. Si bien a ellos no los arrasó la inundación, tuvieron sus tambos anegados. "El desborde del Salado nos afectó mucho, paralizó la producción. En estos últimos días el agua se ha escurrido bastante y esperamos que continúe el buen tiempo", apunta Bertinetti. Kuchen señala que hasta el temporal la situación era mejor que la del año anterior, "sin embargo, ahora va a ser muy duro pasar el invierno". Bertinetti anadió: "Mucho nos ayudaría hoy una buena política lechera".

Luego de presidir la ceremonia de apertura, el ministro de Finanzas y Producción de Córdoba, Juan Schiaretti, impresionado por "la gran participación de expositores", expresó que "desde el corazón de la mayor cuenca lechera de América del Sur, Mercoláctea se va transformando en la más importante reunión de la lechería argentina y del Mercosur".

Luego de señalar que la Argentina es uno de los cinco países capaces de producir leche para el mundo, el funcionario dijo: "Debemos apuntalar esa virtud, no podemos permitir que nos sucedan crisis como la de 2002".

La incipiente recuperación de los tamberos, y del sector agropecuario en general, tiene su correlato en los proveedores de insumos. Fernando Izrael y Alejandro Martínez, de Plastar, firma fabricante de bolsas para silos, señalan que la empresa prácticamente duplicó las ventas respecto de la temporada anterior que para los tambos "fue un desastre". En el stand de Bossio, fabricante de dispositivos, repuestos y equipos de ordeño, Pablo Siri confirma que se aprecia un cambio de tendencia a nivel de productor. "En 2002, la gente se ocupó sólo de insumos, actualmente ya se está animando a adquirir equipos, máquinas nuevas; a hacer reformas y ampliaciones".

En Mercolactea se advirtió la tímida reaparición de la oferta crediticia. El Nuevo Banco del Suquía desplegó en la muestra una batería de propuestas. "La tasa es del 30% anual, la tendencia es a la baja y la semana que viene seguramente la vamos a ver por debajo de esa línea", comentó Nelso Ballatore, gerente regional de la entidad.

Una muestra con brillo propio

Los mejores ejemplares de las razas lecheras (Holando-Argentino y Jersey), los servicios y la tecnología están presentes en la tercera edición de la Mercoláctea. Cientos de jóvenes recorrieron el predio de la Sociedad Rural de San Francisco interesados en las propuestas de capacitación e información.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.