En el sector agropecuario. El paro que no es paro