Aftosa: descarrila el tren bala de la economía. En Brasil está provocando una crisis monumental