Cuenca lechera. En lo que va del año, cerraron cerca de 500 tambos en Santa Fe